Federico Pinedo paseaba por esta provincia, lo acompaña Elba, la incondicional, la de siempre, la que sostiene. Ahí le sugería a Pinedo una chanza para romper el protocolo, y me dijo: dale!….Ud, se va a jubilar con el sueldo de presidente (recordemos que fue presidente por un día) y estallaron las risas. Después le obsequié el libro los perseguidos, violencia simbólica en la Universidad, lo miró me dijo lo voy a leer, espero lo haya hecho, y para sorpresa de los presentes estaban Basualdo, Colombo y Cáceres entre otros dirigentes; Pinedo preguntó y quienes son los perseguidos?….y todos callaron, mutis por el foro….el mayor proyecto de transferencia tecnológica que habrá tenido esta provincia y que fue pulverizado por un grupúsculo de impresentables, no tenía en ese momento vocero, eco, nadie dijo nada. Entonces le expliqué: lea el libro Senador, Un conjunto de avanzados liderados por los ingenieros Matar, Rudolph y Millán, pusieron en marcha la mayor obra de transferencia tecnológica que hoy esta provincia sería el faro y foro del mundo..unos cuantos con la complicidad de diferentes bandos los destruyeron a la obra a ellos y a sus familias. Me miró a los Ojos y me dijo: Lo voy a leer!!!!.

Decimos lo que callamos como sostiene el enorme Octavio Paz, porque la sonrisa complaciente de la foto, en el fondo encierra a una Argentina herida mortalmente por la mediocridad. A una cuadra de mi casa, vino, se tomó un par de mates y el conjunto de seguidores que no tenían memoria del Instituto de Investigaciones Mineras, de la tragedia sucedida para explicar y defenderla, nos dejó el regusto del MATE AMARGO.

Pero la foto, no muere, nos condena a la resplandeciente vida de la juventud que no permite se acerque la vejez. La fotografía revela lo que no se ve, paradójicamente, porque vemos dos rostros espontáneos e imaginamos porque no lo vemos, a todo el contingente que acompaña y que no estuvo a la altura de la circunstancia cuando aquel senador preguntó: ¿Y QUIENES SON LOS PERSEGUIDOS?.

Lo más triste es que cansado en todos estos años de hablar de este tema, todos me contestan lo mismo…ahhh el caso Matar Rudolph..si algo me acuerdo de eso. Pero la semilla cayó en tierra fertil y germinó y hoy la obra se lee hasta en la Universidad. No ha sido en vano, contar la historia cumpliendo con la sentencia de José Matar antes de morir frente al consejo de la Universidad: EL MUNDO SE VA A ENTERAR DE LO QUE HICIERON. Hoy desde diferentes partes del planeta, dejan testimonios traducidos de lectores ávidos de saber, quienes fueron y qué hicieron estos héroes…los demás, el contingente que lo acompañaban?…persiguen un solo desafío: conservar el cargo, cualquier cargo público.

Pero la foto, observemos la foto, quizás sea la premonición de esa Argentina que quiere volver a sonreir. Ojalá. Pensemos: la fotografía revela lo que no se ve…¿y que es lo que no se ve?…silenciosa comparsa de máscaras sobre una provincia que hasta se quedó sin agua de carnaval. La fotografía es el pasado, ¿es el pasado? es el presagio del futuro; existe el futuro?..entonces la vida es lo que uno recuerda y cómo lo recuerda para despues contarlo…Julio María Sanguinetti: EL FUTURO YA NO ES COMO ERA ANTES.

JCM.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí