En radio Colon hace muchos años se suscito un debate interno porque uno de los animadores del programa de la mañana tuvo la mala elección de ir a un semanario a hablar mal de la radio que le daba de comer. Conocemos el dicho, donde se come no se caga. Y en ese tiempo se conjeturaba justamente esa actitud, porque la radio no puede ir contra la radio. Ahora llegamos a lo insólito sabiendo que la actitud de Alicia Castro ya lo escribimos una arribista que vino de arriba y el kirchnerismo le permitió ser embajadora argentina en Venezuela en Londres y ahora renunció a que se tratara su designación para ir a Rusia por estar en desacuerdo con el impecable informe Bachelet en las Naciones Unidas donde demuestra que Maduro es un genocida. Fuentes confiables sostienen que la mentora de esta actitud de la ex embajadora es nada más y nada menos que la vicepresidenta de la nación quien no aparece pero queda bien con dios y con el diablo. Es un cachetazo al gobierno de Fernández que se va desgastando día a día, pero la pregunta pertinente es: como puede ser que la vicepresidenta boicotee de esta forma al gobierno que integra? y bueno donde se come se caga y cuando una casa o un gobierno no tiene baño, toda la casa y todo el gobierno es el baño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here