El FMI confirmó que el 23 de agosto llega el giro especial por US$ 4.350 millones

El directorio del organismo aprobó una histórica asignación de US$ 650.000 millones a nivel global por la pandemia, de los cuales Argentina recibirá una parte.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó en su reunión de directorio de este lunes una histórica asignación global de fondos por la pandemia de US$ 650.000 millones, de los cuales la Argentina recibirá US$ 4.350 millones.

Este envío de fondos se concretará el 23 de agosto y representará un alivio para las reservas en medio de la dolarización de carteras en el año electoral.

El comunicado del FMI con la confirmación del envío de fondos.

Este lunes el Gobierno le pagó de las reservas del Banco Central al FMI US$ 334 millones al FMI. El compromiso corresponde a intereses que vencían este domingo y será el último que demandará divisas genuinas en lo que resta del año, ya que en adelante los vencimientos se pagarán con los derechos especiales de giro (DEG) que llegan el 23 de agosto.

El BCRA le transfirió la semana pasada US$ 225 millones al Club de París, la primera de las dos cuotas acordadas con dichos acreedores para evitar un default por no cancelar en julio una deuda de US$ 2.400 millones. Y hoy concluirá la operación con el Fondo. “El proceso se inició la semana pasada y finaliza hoy durante el transcurso del día, ya está todo y son US$ 334 millones”, confirmaron fuentes del Palacio de Hacienda.

En la última semana de julio, el Central se desprendió de US$ 400 millones debido al pago al Club de París, pero también por las ventas en el mercado de cambios para calmar el dólar, en lo que fueron las primeras intervenciones de la autoridad monetaria desde abril. Con esos egresos, las reservas cerraron el mes pasado en US$ 42.582 millones, consumiendo parte de las compras de dólares por la entidad.

“Julio cierra con un aumento de reservas por US$ 230 millones, pero la baja de la última semana se llevó casi 7 de cada 10 dólares sumados a principios de mes. Las reservas netas se ubican en $ 8.600 millones al cierre de séptimo mes del año”, dijo un informe de la consultora LCG. El resultado refleja el inicio de un segundo semestre con fuertes tensiones por la suba del blue y los dólares financieros, a las que se suman los compromisos de deuda.

En ese marco, el ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció este lunes que “el recurso mas escaso son los dólares”. “Necesitamos divisas para crecer y generar empleo”, sostuvo en un acto de campaña en Cañuelas. También dijo en las últimas horas que “la Argentina no tiene la capacidad de pago para hacer frente a la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por eso necesita más tiempo”.

Ahora, el Gobierno aguarda la llegada de fondos frescos a fines de agosto a partir del reparto histórico de US$650.000 millones de DEG a los países miembros del Fondo, una decisión que se votó este lunes. De ese total, la Argentina recibirá US$ 4.350 millones en función de su cuota societaria en el organismo, que servirán para engrosar las reservas momentáneamente.

El DEG es un activo de reserva internacional creado en 1969 por el FMI y es utilizado como unidad de cuenta por el Fondo y algunos otros organismos internacionales. Su valor surge de una canasta de cinco monedas: el dólar de EE.UU., el euro, el renminbi chino, el yen japonés y la libra esterlina.

Con esos recursos se pagará el primer vencimiento de capital en septiembre próximo de US$ 1.880 millones por el Stand By firmado bajo la gestión de Mauricio Macri por US$44.000 millones y que hoy asciende a US$45.400 millones. Guzmán lo definió así después del guiño de Cristina Kirchner, quien semanas atrás dio por cerrada la interna con un sector oficialista que le pedía usar los DEG en gastos de pandemia.

Sumergido en la campaña, el Gobierno busca ahora despejar las expectativas de default y devaluación renovadas tras las últimas restricciones a los dólares financieros. “Los US$45.000 millones del FMI se empiezan a pagar el 22 de septiembre de 2021”, ratificó este lunes Guzmán. Luego, el 1 de noviembre vencerán intereses por US$370 millones y el 30 de diciembre, otro pago de capital por US$1.880 millones.

Las reservas volverán a sufrir igualmente presiones después de las elecciones. Sin el impulso de los dólares de la cosecha y ya agotada la partida de DEG, el país enfrentará compromisos por US$ 3.582 millones en el primer trimestre del 2022. Por otra parte, a fines de febrero tocará el pago de la segunda cuota al Club de París, por $230 millones. Y antes del 31 de marzo habría que cerrar el acuerdo de Facilidades Extendidas con el Fondo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here