El nuevo cruce retórico entre Washington y Moscú arrancó en la mañana del miércoles, cortesía del presidente de Estados UnidosJoe Biden. En en el programa Good Morning America, el mandatario cruzó a Vladimir Putin y afirmó que sus intentos por interferir en las elecciones de EE.UU. tendrán consecuencias.

“El precio que él va a pagar, dentro de muy poco lo verán”, afirmó Biden. Luego de esto, el periodista le preguntó si creía que el líder ruso era un asesino (en inglés usó la palabra killer), a lo que el presidente estadounidense respondió “sí, lo creo”.

Biden no especificó si su comentario se refería a la interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses, o a otros comportamientos que Estados Unidos cuestiona, como el envenenamiento y encarcelamiento del opositor ruso Alexéi Navalni.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, y su par ruso, Vladimir Putin. Foto: AFP

El presidente de EE.UU., Joe Biden, y su par ruso, Vladimir Putin. Foto: AFP

Las palabras de Biden se dieron luego de que se diera a conocer un informe de inteligencia recientemente desclasificado que afirma que Rusia buscó influir en la contienda electoral de 2020 y favorecer a Donald Trump.

Durante la entrevista, Biden reveló también dijo que había hablado con Putin en enero después de asumir el cargo.

“Tuvimos una larga charla, él y yo, lo conozco relativamente bien”, dijo Biden, que fue vicepresidente de Barack Obama (2009-2017). “Le dije ‘te conozco y me conoces. Si logro corroborar que esto ha ocurrido, prepárate'”, dijo Biden.

El informe de inteligencia en cuestión también reveló que IránCuba y Venezuela también habrían tratado de influir en el proceso electoral estadounidense. En el caso de Moscú, las autoridades habrían tratado de “socavar” la credibilidad del sistema a favor de Donald Trump denigrando al propio Biden.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, cargó duro contra Vladimir Putin, el líder de Rusia. Foto: AP

El presidente de EE.UU., Joe Biden, cargó duro contra Vladimir Putin, el líder de Rusia. Foto: AP

Sin embargo, a pesar de esas amenazas, los funcionarios de inteligencia no encontraron “ningún indicio de que algún actor extranjero intentara interferir en las elecciones estadounidenses de 2020 mediante la alteración de cualquier aspecto técnico del proceso de votación, incluyendo el registro de votantes, la emisión de votos, la tabulación de los mismos o el informe de resultados”.

El informe es la última afirmación oficial de la integridad de las elecciones, incluso cuando los partidarios de Trump siguen haciendo falsas afirmaciones de interferencia, de actores extranjeros o nacionales, y se niegan a aceptar la victoria de Biden.

Respuesta inmediata

La fuerte acusación de Biden no pasó desapercibida en Moscú. El presidente de la cámara baja del parlamento (Duma), Vyasheslav Volodin, afirmó que las palabras del mandatario estadounidense eran un “ataque” contra Rusia.

“Biden insultó a los ciudadanos de nuestro país con su declaración”, escribió Volodin en su canal de Telegram, y agregó que los ataques a Putin son “ataques a nuestro país”.

Respecto a la acusación vertida en el informe de inteligencia, Moscú se mostró en desacuerdo con sus hallazgos.

“No estamos de acuerdo con las conclusiones de este informe sobre nuestro país”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una conferencia telefónica con periodistas. “Rusia no interfirió en las elecciones anteriores y no interfirió en las elecciones de 2020 mencionadas en el informe”.

Afirmó, a su vez, que Rusia “no tiene nada que ver con las campañas contra ninguno de los candidatos”, y calificó el informe de “infundado y sin fundamento”.

Lamentó que “estos materiales, lejos de ser de alta calidad”, puedan ser utilizados como pretexto para nuevas sanciones contra Rusia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here