El estado en que se encuentra la Argentina es alarmante, para preocuparse y angustiarse. Hemos entrado en el tiempo de desolación, donde la misma sociedad agotada, ha perdido las energías para levantarse de la cama. Y lo peor, para sufrir el insomnio. El gobierno nacional con un inútil como presidente, puesto por la vicepresidenta que tiene el poder (el poder es la impunidad..Yabrán) con el camporismo, enquistado en el instituto patria; las rencillas palaciegas y sus relaciones de fuerza dentro del poder judicial, sumado o restado el congreso de la nación, con gobernadores e intendentes de todos los colores pero ninguno preclaro y confundidos; la masa, el volumen político nacional, acompañado por una parte de la sociedad comprada desde la batalla cultural que viene generando el Kirchnerismo arrugó a la Argentina en una decrepitud precoz que costará años?..décadas? revertir.

Con la noche de los bastones largos se nos fueron cientos de científicos, intelectuales y artistas que el país no volvió a recuperar. Las Universidades hoy estan huecas, son deficitarias y no se elevan a la altura de lo que el pensamiento filosófico exige para salir del pantano. Se está vaciando un país que ya estaba vacío. 8 de cada 10 argentinos de 30 años, una generación se quieren ir y si pueden lo estan haciendo, de la Argentina. Hay hemorragia de materia gris, técnica, hasta el punto de que la empresa Toyota demostró que no puede tomar personal porque no saben leer!!!!. Aqui en esta provincia lo vemos y hay que multiplicarlo por todo el país, la cantidad interminable de carteles SE VENDE, esto significa que los argentinos emprenden la retirada.

Murieron hasta el momento 110.000 personas, por el grupo familiara, padres, hermanos, esposas o esposos hijos se mutiplica por 5…entonces hay 500.000 conciudadanos que sufren, no son felices, forman parte de la cofradía de amargados. Observe lector los programas de televisión, de 10 participantes en cualquier programa, por lo menos la mitad termina llorando, lloran, todos lloran como si sufriéramos una pandemia de hipersensibilidad. Se están yendo universitarios, habida cuenta que vienen a estudiar a nuestras universidades alumnos de los paises vecinos y se van con el título una vez recibidos. Los chicos y no tan chicos y jovenes hablan mal, escriben mejor y más rápido los mensajes de texto en el celular, que la expresión verbal, natural. Escuelas cerradas, cementerios abiertos, carceles que son una escoria, hospitales insuficientes y al éxodo hay que sumar que es una resta en general la cantidad de empresa de gran calibre que se van que se fueron y las Pyme que se van y millares de negocios, empresas de familia, industrias que cerraron. Todos a la intemperie y con el peligro de la proliferación perversa de la delincuencia que estragada por la droga, salen a robar y a matar.

La inflación ya superó todo pronóstico, se fabrican billetes de 1000 pesos para que en el cajero el banco se quede con el resto cuando no se completa esa cifra. En su desesperación el gobierno fabrica billetes, que es como fabricar papel sin respaldo, devaluación en marcha. No hay lideres, hay punteros, barras bravas y narcos que han intoxicado a la sociedad. Una sociedad que esta mutando…ahora la moda es el personaje no binario..no es ni hombre ni mujer…se ha travestido..juguetes sexuales que usan las mujeres y hombres, se juntan y se divierten, alterando el adn de la vida, casi nada casi todo. Y con derechos o sea la destrucción de la familia tipo natural original…proverbio chino..si tienes sed no te alejes de la fuente..nos estamos alejando de la fuente.

No vamos a hablar de la fiesta del presidente en Olivos, porque creemos que eso no es nada en comparación de la destrucción sistemática que le estan haciendo al pueblo, a la gente, al futuro y la preopcupación estriba en dejarle a los niños una mezcla endiablada de sodoma y troya. Estamos en el horno. Hemos tocado fondo y bajamos al subsuelo hacia la dimensión del envilecimiento: como dice Sartre: el infierno no existe, los diablos están aqui. Para resumirlo de una manera escatológica; un padre de familia cae al pozo negro, los hijos desesperados tiran baldes con sogas para que el rescate. La materia fecal le llega al hombre hasta el borde del labio inferior. Se le escucha gritar: NO HAGAN OLAS..NO HAGAN HOLAS!!!!!. Naufragos en el mar de mierda donde navegamos hacia la deriva. JCM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here