Emilio Mendoza entre tantos lo reconocen como el hombre que desplegó la pluma tan aguda como sensible del san juan contemporáneo. Carlos Castro Espinoza es el periodista que le viene haciendo señas a los sanjuaninos sobre todos los temas que afectan a la provincia y a la Argentina. Hombre clave en el designio periodístico de esta parte del mundo. Su fibra, vitalidad y astucia jamás estuvieron ausentes en los momentos decisivos del destino que nos va fijando el tiempo. Diario de Cuyo se sostuvo en su pluma y el semanario La Séptima, marcó un hito dentro del periodismo crítico sin concesiones. Sufrió atentados personales y contra sus bienes que nunca fueron esclarecidos por la justicia, aunque como buen periodista de investigación tiene localizado perfectamente quienes fueron los instigadores políticos y sicarios que perpetuaron los atentados. Jamás se le acabó la tinta, como decía Napoleón: el miedo no existe en mi vocabulario. Ha peregrinado por el periodismo gráfico, televisivo y radial. Nos honra su prosapia de maestro de la comunicación ante una sociedad que desprefiere lo banal y trivial, a cambio de la seriedad y el prestigio. Aparecerán sus columnas aqui y estamos seguros de que se abrirá la caja de pandora para liberar todos los demonios de tiempos recientes y no tan recientes sobre los manejos turbios que se hizo con los fondos públicos de todos los sanjuaninos. Carlos Castro Espinoza se integra con nosotros cabalgando el tigre de la verdad, porque si no lo hacemos ni lo decimos ahora, entonces ¿cuándo?…y si no somos nosotros, entonces quien?. Ha corrido mucha plata turbia impune debajo del puente  y las napas freáticas de millones de dólares de alevosas exacciones que el común de la gente desconoce, seguramente van a subir para que toda la sociedad sanjuanina conozca a los nuevos millonarios con la plata de la gente, de la pobre gente y nos consta, Carlos Castro Espinoza puede hacerlo, porque “el que es, no cambia su ser” de ahí su reputación con estilo, porque el estilo es el hombre y llega el tiempo de que el hombre a quien mencionamos que honra este diario, será leído por todo el mundo. Enhorabuena. JCM.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí