AL PRESIDENTE ALBERTO FERNANDEZ:

SEÑOR PRESIDENTE: Probablemente Ud. con todas sus ocupaciones no leerá esta carta, pero es necesario escribirle, porque me temo que con razón las próximas generaciones cuando revisen el destrato que le estamos haciendo a nuestro país; nos juzguen con razón  ante la historia habremos sido pésimos antepasados. Ya hemos perdido un siglo que no lo vamos a recuperar, por la cantidad de desaciertos que venimos haciendo, entre todos, y obviamente los mayores responsables son los políticos porque “conducen la sociedad”. No obstante vale aclarar que hemos tenido seres maravillosos como René Favaloro, Arturo Illia, Cesar Milstein, Jorge Luis Borges y tantos otros. Pero un siglo son diez décadas, demasiado para tanta decadencia.

Usted viene cometiendo errores que lamentablemente lo ubican en la escultural prerrogativa de ser el peor mandatario que habremos tenido desde 1810 a la actualidad. Siempre hablando de presidentes elegidos democráticamente, es su caso que nos recuerda que este sistema es el menos malo de todos dando la razón al interminable Borges cuando dice: la democracia es un abuso de la estadística. Usted es el peor de todos porque llegó a la presidencia a través del voto negativo de la sociedad contra Mauricio Macri, quien protagonizó un mal gobierno. Pero a Ud lo eligió la vicepresidenta para objetivar cierta ideología setentista obsoleta, pobrista y populista, abandonada por el mundo desarrollado que hoy discute la tercera revolución industrial. Usted salió corriendo la llamo a su novia, seguramente estaban eufóricos, luego gana las elecciones, porque sumado al desencanto de millones, despues de las PASO, la Argentina se desmorona y ya conocemos el triste pensamiento mágico argentino de creer que algo que se piensa o se desea por esa actitud todo va a cambiar. Y..no es la experiencia aplicada a la teoría, es exáctamente al reves. Pero Ud ganó las elecciones y tuvo la tragedia de enfrentar a una pandemia, que perturba al mundo y ya nos llevó 110.000 compatriotas. Y su gobierno no estaba preparado para enfrentar este desastre, porque hicieron tan mal las cosas, donde no faltó la corrupción VIP, la falta de visión de su ex ministro de salud quien vaticinó a que aqui el covid no iba a llegar, sino porque al rechazar con mentiras al mejor laboratorio del mundo, murió mucha más gente de la cuenta, vidas que nos podríamos haber ahorrado. Usted no midió las consecuencias, se emparentó con países que son las últimas villas miserias del mundo, se jactó e hizo alarde de que su gobierno de científicos se posicionaba mejor que otros países en la lucha de este flagelo y hoy no tiene para completar la tanda vacuna rusa, donde millones de argentinos están preocupados. Pactar con un autócrata como Putin fue idea de su vicepresidenta, echar a su amiga la doctora Losardo porque no apuraba la eliminación de las causas que como una sombra persiguen a su vicepresidenta, fue un acto muy desagradable y no mencionemos que mientras tanto mató a la economía y le echó la culpa al gobierno anterior. En estos dos años que se van a cumplir arrugó, envejeció a la Argentina, jóvenes que se van, la mitad de la población pobre y con hambre, desaparecieron miles de empresas, industrias, Pyme, comercios, con historia. Murió una parte de la Argentina que se gestó a principios del siglo anterior, donde pasaban generaciones manteniendo la calidad de sus productos, con usted vino la sequía milenaria.

Como si fuera poco cuando enviaba a todos los ciudadanos con mucho rigor que se quedaran en sus casas, que se cuidaran, usando el barbijo y manteniendo la distancia; nos enteramos que ud festejaba el cumpleaños de su pareja con amigos sin tapa boca sin distancia, como tardía burla hacia toda la población que se sentía protegida por alguien que hoy con estas actitudes se quedó a la intemperie. No debiera llamarnos la atención que ud actúe de esta forma, cuando nos pone de ejemplos a Hugo Moyano y al recalcitrante gobernador de Formosa o al haber cambiado diametralmente su discurso que vino pregonando durante años en contra de la vicepresidenta y que ahora le da la razón. Una ingenuidad de su parte y de la vice, creer que por magistrados, fiscales actores de la justicia militantes le iban a borrar todas las causas. En el poder judicial también hay gente honesta, digna y noble, debiera saberlo como profesor de derecho de la UBA!!.

Finalmente no vamos a recalar en sus records, ha destruido ojalá la última argentina corrupta. De todas maneras cuando Ud deje la presidencia no sabemos cuando, recuerde dos cosas: de esta vida nos llevamos lo que dejamos…observe lo que deja y en el estado que esta el pais que gobierna y que la historia, más que absolver, factura, porque nadie olvidará que estuvo gobernada desde los Kirchner 3 períodos y cuatro con el suyo por indigentes morales quienes hasta ahora venían ganando la batalla cultural para vaciar el cerebro y el alma de millones de personas que hoy ya están en el tránsito del desengaño, que queda aquí no más a la vuelta de la foto del cumpleaños del engaño. Una sugerencia, trate de hablar menos porque no dice nada y no dice nada porque en sus discursos Ud utiliza términos, signos que no le dan la representación: UD ESTÁ DIVORCIADO DE LA PALABRA.   JCM

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here