La inconsciencia de la juventud y algunos adultos va creciendo con fiestas donde el virus se expande y nos perjudica a todos. El relajamiento llega con el pánico de vecinos que se sienten rodeados por el virus que se siente como la antesala de lo que mas tememos la inexorable muerte. Y se da este relajamiento cuando estamos cerca de la vacuna es cuando más debemos cuidarnos porque ya han paso 9 meses. pero nadie lo quiere entender hasta que le pasa. Como me puede pasar. Veo que muchos no usan el barbijo y otros lo usan mal, porque dejan en libertad a los orificios nasales.

Mientras tantos hay heroes y heroínas de salud publica que arriesgan su vida por nosotros mientras que irresponsables tiran manteca al techo., Pero no se puede reducir a manteca la vida de los demás. Este virus hay puesto en vista de todos, la miserabilidad de la condicion humana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here