Es una verguenza, los fueros se crearon para defender a los legisladores de la inseguridad que les puede causar las causas que investigan. Lisandro de la Torre es el padre de esta significación porque ante el enfrentamiento que tenía ante las grandes corporaciones carnicas, debio crearse este recurso para preservar al legislador en su lucha por defender la verdad. pero jamás para evadir la justicia. En este sentido hay que hacer honor a Eduardo Cesar Angeloz que se despojó de los fueron cuando fue denunciado por enriquecimiento ilícito. La vicepresidenta en realidad no está presa porque siempre la defendió el auditor de la nación el ex senador Picheto ya que considera que el desafuero se debe hacer sobre una sentencia firme. De todas maneras hoy la vicepresidenta ha tenido dos golpes duros, en primer lugar que la justicia avale el testimonio de los arrepentidos que la comprometen seriamente ante uno de los juicios inminentes como la causa de los cuadernos que quisieron voltear y en segundo lugar el rechazo del pedido de De Vido para anular los testimonios de Remisero Ceneteno, que vió y registró toda la marea que plata saqueada que corría por esos días. Le queda el recurso de la Corte Suprema, de mayoría peronista, pero los cortesanos saben que hay un país que los está mirando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here