“Desnudo salí del seno de mi madre, desnudo allá retornaré”  JOB.

La corteza  del viejo árbol se confundía con las costras que parecía provenían de coágulos de antepasados, se alquimizaban formando aquel espectro en el que se había detenido el tiempo y ahora la vida. Cuando la casa despertara con los bullicios de las almas, animarían a los espectadores de siempre, testigos preferenciales del parto de la muerte, vivificando por  fin la esperanza ante el ciclo que concluía para dar comienzo al siguiente, en el correlato de la condición humana. El gallinero junto al chiquero despertaban felices a esos habitantes que inauguraban cualquier día sin preocupaciones, ansiosos del instante existencial que vomita lo ideacional. Las gallinas y los chanchos son felices cuando comen, defecan y procrean. Ellos trascienden cualquier ansiedad de los humanos.

Pero sería una mañana distinta. Porque el retrato vivo de la muerte estereotipada en el viejo árbol, se presentaba como un viento exhalador de cansancios viejos, de ruindades aletargadas después de exactamente de 736 días, aunque distintos, siempre empantanados en el barro de la miseria y la porfía, entre el cielo y el infierno, los soles calcinantes y las lluvias mentirosas que anticipaban arco iris grises, blancos, atormentados de pincelazos sin colores. Pero el  día,  con su hora postrera sin anuncios, había llegado y cerrado el  acontecimiento vital. El universo se quedó sin proyectos cuando se consumó la partida  del último de los pájaros.

El mate que observaba desde la ventana del fondo de la casa, al ver el cielo desapacible con el frío tardío de una primavera perezosa expresó:

..Parece que el tiempo está reflexionando..

De repente, ella abrió la puerta, fue a darle de comer a los bichos y lo asustó al marido por la lividez alegre de su cara, estaba agitada y no le salía una sola palabra. El marido se atragantó con la bombilla, corrió hacia ella, la tomó de los hombros y comenzó a sacudirla para que hablara..

..qué pasa..que viste..que te pasa!!

Ella respiró por la nariz, tomó aire y balbuceando alcanzó a decir ..SSSeee….se que mierda! Se alteró el marido. Sserrat….hoy puede ser un gran día..uuuuufffff largó el aliento. No quiero alentar falsas expectativas..pero creo…

Hablá! mierda, vino la voz de espaldas cuando se llenaba otra vez el mate.

La mujer se desplomó en la silla, más calma disparó: espichó!…crepó! feneció!. El marido giró lentamente sobre si con el mate a media bombilla, los ojos desorbitados y continuó…murió?..partió? se tomó el palo!!! Seeeee, dijo la mujer al borde de la euforia, se tomó el buque!!! mientras salían corriendo hacia el fondo de la casa donde se centraba el espectáculo estridentemente silencioso, jocosamente bochornoso, ante la alegría indecorosa de dos corazones tormentosos.

Lentamente se acercaron, tocaron; él se vistió de médico forense, le tocó el pulso, le pasó la mano por la frente y al moverlo el pesado cuerpo que se apoyaba en el  árbol se bandeó hacia el suelo. El médico improvisado alcanzó a decir..

Si..no tiene pulso, está frío, está muerto!!

Ayyy cagó fuego saltó la mujer!!! Momento la atemperó su cónyuge..somos cristianos, hay que tener respeto por los muertos.

 

*****  *******

 

Habían pasado 736 días desde que Eleázar Nebot se instaló apoyado solamente por el anciano árbol que presenció sin moverse un instante de ese lugar, con la misión de construir su propio calvario, después de un  interminable vía crucis muy concurrido al principio, con menos acompañantes con el paso del tiempo y al final abandonado por sus propios parientes. Murió solo en el círculo del estercolero y muy cerca del chiquero humano. Caído de costado se parecía a una rama seca desprendida del árbol, mientras que desde la casa cerca de las 9 de mañana se escuchaban los gritos de la algarabía reprimida de jóvenes, niños, adultos, repetidos por el loro que insultaba con epítetos en criollo, en latín y distintos dialectos.

La muerte estaba de fiesta.

El alma de Eleazar que resistía soltarse del árbol, pronto vería ya sin asombro que por su causa por primera vez en la historia se ponían de acuerdo caravanas y cortejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here