Juicio a la Corte: Estados Unidos pidió “respetar las instituciones democráticas y la separación de poderes” en la Argentina

Lo aseguró a Clarín un portavoz del Departamento de Estado. “Estamos al tanto de estos informes”, agregó.

Actualizado al 17/01/2023 20:54

Estados Unidos pidió este martes “respetar las instituciones democráticas y la separación de poderes” en la Argentina ante el juicio político a los miembros de la Corte Suprema que impulsa el gobierno de Alberto Fernández.

Un vocero del Departamento de Estado ya había dicho a Clarín antes de Navidad que “seguía de cerca” la amenaza de Fernández de desoír el fallo por la coparticipación y la posible promoción de un juicio político a los magistrados del máximo tribunal.

Consultado nuevamente este viernes, un portavoz de la cancillería estadounidense avanzó también con un pedido: “Estamos al tanto de estos informes. Hacemos un llamado a todos los actores en la Argentina a respetar las instituciones democráticas y la separación de poderes”, dijo a esta corresponsal.

La reacción de Estados Unidos pone otra señal de alerta en la relación bilateral, que el presidente Fernández se esmera por aceitar pero con tropiezos, como el malestar que generó en Washington cuando el ofreció a Rusia que la Argentina sea “la puerta de entrada rusa a Latinoamérica”.

Mientras tanto, la Casa Blanca parece haber congelado definitivamente la visita del presidente Fernández que se suspendió en julio del año pasado por el Covid de Biden.

El Gobierno busca que el Congreso investigue “las conductas” de los jueces del Tribunal, que fallaron a favor de la Ciudad de Buenos Aires, una decisión que dará más caja al alcalde opositor y futuro candidato presidencial Horacio Larreta. Quiere comenzarlo lo ante posible en sesión extraordinaria.

La respuesta del gobierno de Biden a la ofensiva contra la Corte Suprema es la última reacción luego de una ola de rechazos que recibió el Gobierno nacional por este tema.

Días atrás se publicó un durísimo informe de la organización de derechos humanos Human Rights Watch, que advirtió que la ofensiva hacia los jueces por parte de las autoridades argentinas “socava el estado de derecho”.

La propia directora en funciones para la Américas de la organización, Tamara Taraciuk, dijo en una entrevista a Clarín que les preocupaba “enormemente” las “medidas y la “retórica hostil” de las autoridades argentinas contra el Poder judicial y que el pedido de juicio político a la Corte es “un muy grave ataque a las instituciones democráticas” y “un atropello al estado de derecho”.

“Resulta particularmente grave para el estado de derecho que desde las más altas esferas del poder se intente hacer pasar como habitual que los gobernantes puedan querer o intentar destituir a jueces simplemente porque les incomoda o disgusta el contenido de las sentencias”, agregó Taraciuk.

Más allá de la preocupación del gobierno de Biden y organismos de derechos humanos por la amenaza institucional, crece también la inquietud en este país por el impacto que el caso genera en el clima de inversiones.

Mark Jones, profesor de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Rice y miembro del Instituto Baker, es uno de los expertos en energía que se reunió meses atrás en Texas con el ministro de Economía Sergio Massa y un grupo de inversionistas estadounidenses con intereses en la Argentina. Consultado por Clarín, dijo: “Como defaulteador serial, con un estado de derecho débil, la reputación de Argentina entre los inversionistas internacionales ya era mala, pero ahora es peor”.

“Los inversionistas internacionales que ya desconfiaban de invertir en Argentina, ahora estarán aún más desconfiados y es mucho más probable que se abstengan de realizar inversiones importantes en Argentina hasta al menos 2024, si no más allá”, agregó.

Benjamín Gedan, director del Argentina Project del Wilson Center, afirmó a Clarín que el choque institucional puede generar “preocupación” por la democracia en el país y el clima de negocios.

“La Corte Suprema no tiene medios para hacer cumplir sus fallos, la democracia requiere el cumplimiento por parte de los líderes políticos. Mientras el país se prepara para celebrar 40 años de democracia, es preocupante ver serios desafíos al estado de derecho”, dijo Gedan.

Y advirtió que “un choque entre la Casa Rosada y la Corte Suprema dañaría el clima de inversión de Argentina y generaría preocupación en Washington sobre la salud de la democracia del país”.

La Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AMCHAM) advirtió días atrás que “la independencia del Poder Judicial es una característica propia de todo país republicano, un requisito indispensable para la vida en sociedad, en la cual sus integrantes tienen derechos y obligaciones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí