El psiquiatra Scott Peack sostiene en su obra El mal y la mentira, que como es sabido somos animales de costumbre y por ejemplo dice que si entramos a un lugar espantoso, nos espantamos, hasta que cada vez menos, hasta que nos habituamos.

En el año 1987 me llamaron urgente desde Córdoba, hubo un accidente terrible camino a Rio Segundo, chocaron mi primo que iba con la esposa un amigo y dos hijos adolescentes contra un automovil que se dirigía hacia Santa Fe. En la tragedia mueren los tres santafesinos, muere el amigo de mi primo, su esposa y sus dos hijos. 7 muertes. Mi primo quedó vivo y según los psiquiatras dispara hacia delante, se fue a Brasil y después no se a donde, no quiere ver, es como si se desplazara por la vida sin espaldas.

Ante el espanto, llegué y debimos reconocer el cadáver de la esposa que estaba en un galpón policial en Rio Segundo. Yo no tuve valor, ni me acerqué, pero observé que al lado de los muertos, los policías se estaban haciendo un humeante asado. Ahí recordé lo que decía el psiquiatra, entonces le pregunté al comisario, si no les causaba cierta aprehensión estar haciendo un asado ahi, en esa morgue provisional, me contestó: “todos los días caen muertos y no por eso vamos a dejar de comer!.

Valga el exagerado ejemplo superlativo pero yo, no quiero vivir en una morgue. Porque la Argentina se está convirtiendo en un monstruo como dice la canción  es grande pisa fuerte y mata, aqui se mata a destajo. Y es tal la voracidad de la muerte irresponsable, por alcoholizados que atropellan y matan y luego recuperan la licencia y vuelven a manejar, el espectáculo tenebroso de los motochorros, que arrastran, tiene la ventaja de la anticipación matan a mujeres policías, a policías, a amas de casa a viejos, a niños a todos. Nos estamos matando, no tenemos la memoria de Funes el Memorioso, para recordar todos los nombres edades sexos de personas que la delincuencia, los narcotraficantes, los criminales, los asesinos pasionales y la negligencia de un estado criminal, esta matando promedio todo el año. Nos olvidamos, y como mi primo, pobre hombre, disparamos hacia delante, no queremos ver por el espejo retrovisor. No quiero vivir en una morgue, comiendo asado mientras descargan a los muertos, no quiero tener un hijo para que me lo maten, no quiero entregarle el estado a delincuentes que trajeron el peor de todos los proyectos: populismo, más saqueo, más dogmatismo, más clasismo, más vagancia, más cronograma de feriados, más empresarios, politicos, periodistas coimeros, más curas pedófilos, más médicos abusadores, más gordos de la cgt y gordos que a través del gremio manejan la educación, que todo eso y mucho más es igual a menos. Algún día el cerebro llegará y sentenciará sobre quienes destruyeron a este país, lo dejaron sin república, dejaron sueltos a los ladrones para que salieran a matar y tuvieran funcionarios como Zanini quien compara a despreciable vicepresidenta con Jesus y sus apóstoles, El cinismo no tiene piedad. Y este sinverguenza antes de vacunarse antes que todos debería dar una explicación sobre la militancia zafaronista garantista, machista,  militantes, travestismo social que hizo desaparecer a la familia…y en tiempos de adviento que rotos matrimonios despues matan, abusan , hacen sufrir a nuestros hijos como el caso de Lucio que se fue de este mundo sin entender por qué la madre que debiera ser tuitiva, proteger, amparar y defender a su hijo en honor a la maternidad, terminó tirando a las hienas a su hijo todo por una loca desquiciada, media hembra media macho…que solamente quería segun sus palabras CULIAR. ¿quien nos llevó a esto?..es la Argentina?…y si…ud no sabe la cantidad de jovenes sanjuaninos que se van a vivir a otro país.

El ser humano por encima de esta lacra política que nos trajo la última desgracia hace 20 años, no sabe, no conoce que “antes de todo, antes de la religión o de las religiones, somos seres sagrados, salvíficos, porque venimos de la primera Causa, palabra, verbo divino, El pensador piensa en el ser…el poeta le canta al ser y a lo sagrado; claro estamos en el mundo y hay millones de seres profanos, fuera del templo, del cuerpo, del espiritu, del alma, del corazón, demonios bajos que instalan lo excecrable, lo detestable y abominable. Esa multitud de ser intoxicó a la argentina en la gran batalla cultural, y tiene seres contaminados en la justicia, en la politica, en las reparticiones publicas, en la pobreza, en las zonas miserables, con los punteros que se disputan ahora con los narcos…estan en todos lados y La Argentina es una sopa de espanto que se cuece en el altar de quienes vinieron a matar a nuestros hijos a nuestros abuelos..ellos son los enemigos de la esperanza, los que detienen el futuro para que no siga siendo futuro..los encuentra a todos, o casi todos en el poder, la impunidad,. la gula….mientras que millones viven en la miseria ellos se hacen pagar por el estado lo que no producen..son tan imbéciles que no son capaces de hacer una ley en el congreso y que se cumpla: motochorro que mate, merece la pena de muerte viviendo en una carcél, hasta el estertor. Comprobado que ha muerto, ya le pueden dar la libertad.

En alguna manera a Lucio lo matamos entre todos..si no somos ciudadanos, si nos vendemos por un cargo, si bancamos a los inmorales si somos profanos degradandonos porque nunca aprendimos que somos sagrados por sobre todas las cosas. Por eso mueren las niñas violadas, son violaciones en todos los ordenes, nos hemos derretido, levantamos estatuas a jugadores de futbol y agredimos como buenos iconoclastas a nuestros grandes proceres quienes jamas idearon un destino asi, tan cruel, tan inhumano.

Hay misterios que son realidades irresueltas..esto quiere decir que les guste a los que no creen que somos sagrados que venimos de la primera causa que es Dios, el verbo, la palabra…que nadie se va sin devolver el ultimo centavo en esta vida y si lo hace…cuando cruce el rio Aqueronte ya sera tarde…al ver el frontispicio de un lugar que dice: abandonad toda esperanza quienes han llegado a este lugar.

Lucio no tuvo un lugar en el mundo, le quitaron el derecho a permanecer, vivir, amar intensamente..hoy todos lo lloran..pero todos somos en menor o mayor medida cómplices de lo que está sucediendo en un país que parece bendecido por el diablo..es decir..maldecido. Cristo dice…que pueden hablar ustedes de la muerte si no saben nada de la vida”. Exacto.

Cuando el hombre piensa, Dios le cuida el ser, cuando el poeta canta, Dios se complace en su creación, cuando una mujer travestida demuele el don de la maternidad y descuartiza a su hijo, se profana, el niño entrega su vida y vuelve a la dimensión sagrada. Estamos naufragando si, no sabemos a donde vamos…no nos soltemos de la esperanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí