A casi 8 meses de que se registrara el primer caso positivo de Covid-19 en la Argentina, este lunes el Gobierno informó que comprará 25 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus entre diciembre y la primera quincena de enero. La noticia no se conoció a través de un anuncio oficial, sino por una entrevista que dio presidente Alberto Fernández a la agencia Sputnik.

“Estarían en condiciones de darnos 10 millones de cada una de las dos dosis. Las podemos tener en diciembre acá y en los primeros días de enero podríamos tener, según me dicen, 15 millones de dosis más”, detalló el mandatario.

La compra fue confirmada por el jefe de Estado tras el viaje secreto a Rusia de la viceministra de Salud, Carla Vizzotti para presenciar las pruebas de la vacuna.

Fuentes de Casa Rosada aclararon a Clarín que Rusia le ofreció a la Argentina la posibilidad de comprar hasta 25 millones de vacunas. Se trata de 50 millones de dosis, ya que la inmunización demanda dos aplicaciones por cada paciente.

Una médica reciba la vacuna rusa Sputnik V como parte del plan de inmunización que puso en marcha Rusia. Foto Reuteres

Una médica reciba la vacuna rusa Sputnik V como parte del plan de inmunización que puso en marcha Rusia. Foto Reuteres

Desde el Ministerio de Salud aclararon que aún no se cerró la operación sino que Argentina expresó su “intención de compra”. El Gobierno en principio va a adquirir 12,5 millones de vacunas, es decir 25 millones de dosis. Las primeras 10 millones de vacunas estarían llegando en diciembre. El resto a principios de 2021.

Las fuentes detallaron que el país tiene negociaciones abiertas por otras vacunas en desarrollo y que por ese motivo no se confirmó ahora el cupo total que ofrece Rusia. Pero a lo largo de noviembre -según el avance que tengan los demás ensayos- se podría ampliar la compra.

Alberto Fernández sostuvo además que esta adquisición “es muy importante, porque nos permitiría vacunar a los sectores que están en riesgo en Argentina” y destacó que con estas dosis “la mitad de la población argentina estaría vacunada”. Se refería, así, a los 25 millones que es la oferta total de Rusia.

El objetivo inicial -según pudo saber Clarín– será inmunizar a las personas que pertenecen a grupos de riesgo, al personal de la salud y a los miembros de las fuerzas de seguridad. El plan de vacunación comenzará apenas ingresen las dosis al país.

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Sputnik V, como parte del plan de inmunización que puso en marcha Rusia. Foto Reuters

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Sputnik V, como parte del plan de inmunización que puso en marcha Rusia. Foto Reuters

Al ser consultado por la agencia Sputnik sobre si él también se aplicará la vacuna, Fernández respondió “por supuesto” y añadió: “Tengo dos muestras que me mandaron de Rusia al comienzo de la discusión (para la adquisición), pero no me parece justo que yo me vacune y otros argentinos no puedan vacunarse, más allá de que yo sé la responsabilidad que tengo”.

“A diferencia de otros que fabricaban vacunas, no teníamos en Argentina un interlocutor con el que pudiéramos hablar; entonces personalmente combiné un viaje a Rusia de la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, y Cecilia Nicolini, que es una asesora mía en mi condición de presidente”, explicó Fernández. Desde la Casa Rosada no se informó el precio que se pagará por cada vacuna, pero dijeron que será “en valores similares al resto de los laboratorios”.

“Hubo solicitudes de 20 países. Entre todos, ya se pidieron mil millones de dosis de la vacuna”, detalló a Clarín Nadia Sarsániya, periodista de Rusia. “La demanda viene de América Latina, Asia y Medio Oriente”, asegura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here