No existen  Soluciones simples

Es un error pensar en soluciones sencillas, pues la complejidad del problema impone una multiplicidad suficiente en su composición y los  efectos  de cada uno de ellos, que el resultado es un mix producto de distintas variables. En resumen cuando una solución sencilla resuelve un problema complejo, es porque el problema no era complejo.

El ser humano es complejo en sí mismo, y la sociedad que naturalmente conforma mucho más compleja aun. Y a esto debemos agregar un condimento mas, la interacción dinámica entre el ser humano y su sociedad es una espiral sin fin, en general hacia la evolución. Lo que le ha permitido superar hasta aquí todos los escollos que se le presentan.

Observamos hoy con frecuencia en nuestro país, expresiones como la de Carolina Muñiz en tuiter,  que propone  quitar las jubilaciones y generar más planes y asignaciones para los más pobres. Este es un buen ejemplo para mostrar primero, que la limitación de tuiter no nos permite un análisis suficiente del problema y mucho menos una propuesta suficientemente completa de acuerdo a la complejidad del problema. Podemos concluir que por su insuficiencia no puede aportar  a la solución de los problemas de la sociedad, solo aporta a la confusión y al engaño, pues la segmentación constituye un rompecabezas, donde abundan las contradicciones y es imposible sacar conclusiones útiles.

Los dichos de Carolina Muñiz parecen no tener en cuenta que las jubilaciones legítimas, son dinero privado, aportado por una persona durante años, para financiar su vejez. Y que otras jubilaciones no tan legitimas, fueron asignadas por ley, y que hoy son un derecho adquirido de sus beneficiarios. Ni hablar de jubilaciones de privilegio, donde la palabra legitima no cabe por ningún lado, como las que cobran Cristina Kirchner y Amado Boudou. Aquí tenemos una compleja situación de derechos que no podrían ser atropellados sin transformarnos en una Dictadura. El respeto al orden jurídico agrega un elemento importante como es el tiempo, que no es un recurso menor. Casualmente en el caso de las jubilaciones no legitimas, que tienen solo un viso de legalidad, son una de las causas de un déficit crónico del Estado (por eso su ilegitimidad) que compromete a todos los argentinos hoy y a futuro. Como verán las perdidas en recursos humanos, tiempo y dinero son tremendos. Todos errores, no por casualidad de los mismos gobiernos. Me pregunto al respecto si esta señora también les quitaría las jubilaciones de privilegio a Cristina y Amado.

Tampoco tiene en cuenta el tuiter de Carolina que durante décadas en nuestro país y siglos en otros países,  se aplicaron medidas de este tipo, siendo en todos los casos los resultados negativos. Seguimos dando el mismo remedio a pesar de no conseguir resultados. Esto es porque la pobreza no es un problema externo al ser humano, sino un trastorno de interacción con la sociedad, cuya lógica solución es la Educación, la única capaz de cambiar la auto percepción del individuo y su relación con la sociedad a la que pertenece. La política de planes lleva décadas en nuestro país, no le sirvieron a quienes se las adjudicaron, pues la pobreza que dicen combatir sigue en aumento; tampoco sirvió a la sociedad que con sus impuestos financia este tipo de políticas, por último la conclusión es que sirvieron al partido de turno para ganar elecciones, generando un circulo vicioso de sometimiento al poder de turno y más pobreza.

La contundencia de los hechos no fue un obstáculo para Carolina Muñiz, permitiéndose cambiar la realidad de un sinnúmero de tui teros desprevenidos, que en dicho medio no acceden a un análisis mínimamente comprometido con la realidad de los hechos, que les permita contrastar la veracidad de los dichos de Carolina.

La suma de tuits como este hace que la verdad sea imposible de alcanzar.  La verdad es algo que pareciera estar en todas partes y en ninguna a la vez. El efecto es disgregador, pues nunca terminamos los argentinos de precisar cual es nuestra realidad y mucho menos alcanzar acuerdos suficientemente amplios que nos permitan superar nuestros problemas. Ahora supongamos que hasta el presidente de la nación usa el mismo sistema. Los resultados no deberían sorprendernos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here