El dólar, la pandemia y la inflación se le disparan como barriletes locos, al presidente de la nación y la argentina que sigue batiendo records negativos está sufriendo los peores diagnósticos que vienen desde empresarios locales y de líderes mundiales. Aparte, Fernandez enfrenta la interna del peronismo con grupos peronistas disidentes, el kirchnerismo duro y gobernadores que quieren tomar como referencia al peronismo legítimo de Juan Domingo Perón. Tiene problemas con la justicia, por la reforma judicial que motoriza el vicepresidenta con su exagerado protagonismo que se manifiesta en la misma justicia en el senado, la camara de diputados y en el poder ejecutivo, donde avanza con cargos de gente del instituto patria. Quieren que Fernández sea presidente del Justicialismo pero el presidente sigue muy anfibológico, como si hubiese perdido el gps.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here