Mirá hermanos, yo te quiero pedir perdón, esto no nos conduce a nada.

Y por qué me pedis perdón, por atrición o por contrición? ….

Queeee?..claro si es por atrición es por miedo al castigo de Dios pero si es por contrición es porque reconocés que estuviste mal y querés hacer un acto de reparación. Bueeeno, tampoco es para tanto, si querés perdoname, pero de ahi….bueno te contesto; no te perdono, perdonate vos que te perdone Dios. Yo no te perdono!!. Bueno, yo hice lo que correspondía cruce la vereda y te pedi perdon, ahora que me arrodille!!!. No hace falta, yo no te perdono y punto. Chau, adios.

A qué viene este diálogo un poco tenso?. En primer lugar digamos que hasta la conciencia va mutando, cada uno la acomoda a su conveniencia, por eso matamos, violamos, robamos y dormimos como chanchos. En cuanto a pedir perdón, es típico de la picardía criolla porque herimos, lastimamos y rápidamente para no tener que retractarnos.lo vemos en las redes en la fauna social, mediática y política; gente que se cansa de escupir basura todo el tiempo y despues piden perdon. Pero el perdón como acto de arrepentimiento y reparación, no es un perdón plastificado, como una tarjeta de débito que la metemos en una máquina, el perdón no es maquinal, un trámite burocrático, una contingencia más irrelevante. Producto de la devaluación moral que tiene la sociedad. Por eso ante esta epidemia de pedir perdon para que no te jodan cuando te la mandaste total, si volves a meter la pata mil veces más, vas y metés la tarjeta visa del perdón y a otra cosa el Dante con la divina comedia con el barquero que cruza por el rio aqueronte las almas que van al infierno. te pido perdon por twitter y te pago un café o ahhh pasaba por aqui y me acordé que te tenía que pedir perdón!!!!. ehhh, ehh, que, esperá me viniste a pedir perdón?..y si!!!…bueno, que te perdone Dios; yo no te perdono. Pero vos sos un soberbio, ególatra!!!!…bueno viste?…tengo razón que no vale la pena perdonarte!!!. Traes plata?, las tarjetas? las recetas? y la tarjeta del perdón por si la necesitas?. Merde!.

2 Comentarios

  1. Señor: cuantas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mi?..¿ Hasta siete ?
    (Mateo 18:21)
    Jesús contesta: ” No te digo hasta siete,sino aún hasta setenta veces siete” ( Mateo 18:22)
    Perdonar , no quiere decir que apoyamos ni aprobamos el mal comportamiento o la transgresión. Hay actos y actitudes que merecen una clara condena…aún asi debemos perdonar.
    Cuando perdonamos, nuestra alma está en paz, porque nos libramos del rencor, y de recordar el mal recibido.
    Lo que perdonamos lo dejamos en manos de Dios…solo él juzga !!!

    • Evidentemente la señora no ha interpretado lo escrito que refiere justamente al perdón que viene en envase adulterado. El perdón plastificado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here