Hemos viajado mucho por el espacio, me estoy cansando dijo el Principito. La Boa desde el último asiento del avión se miraba al espejo y reflexionaba: cada vez me parezco más a los humanos. El aviador sostenía que debían parar en algun lugar para abastecer pero que descenderian en el planeta más cercano que tenía forma de triángulo. La rosa dijo necesito urgente agua y sol porque se me están cayendo los pétalos. Y eso no es bueno, ya saben no puedo marchitarme porque quien quiere a una rosa vieja?. Bueno dijo el Principito, ya llegamos el universo es inmenso y pródigo. Podríamos aterrizar ahi hay muchas ovejas y corderos…pero el aviador lo interrumpió..no, tengo un mal presentimiento, ,ya me dijeron que se comen al corderito patagónico. Bueno dijo el Principito aterricemos en ese lugar montañoso y asi lo hicieron. Cómo se llama este planeta preguntó..le contestaron es el planeta San Juan de la frontera!!!…ahh dijo el aviador, queremos reabastecer el avión y agua y cremas!!!!gritó la rosa. El hombre les dijo que para tener todo eso tenían que hablar con el dueño de ese planeta. Un planeta con dueño!!! se admiró el principito. Bueno, andá vos le dijo al aviador, asi damos una vuelta, parece que es hermoso y nos vamos a buscar nuevos cielos, a propósito que cielo hermoso tiene este planeta. El aviador estuvo unos minutos hablando con un hombre anciano que era dueño de todo. Volvió y le informó al principito…estamos jodidos..que es eso de jodido preguntó la boa…ya te lo voy a explicar…y siguió dandole los detalles al Principito. Quien le contestó..pero le dijiste que nosotros no manejamos plata?…si..se quiere quedar con el avión!!..a no..dijo el niño, vamos a quejarnos. Se subieron a un colectivo y resulta que aquel hombre tambien era el dueño del transporte. Fueron a quejarse a los medios y se encontraron con  la misma respuesta. Fueron a unas fincas a comer algo y otra vez la misma historia. No había lugar en el que no fuera dueño personal o por interpósita persona. De repente vieron que la rosa se había marchitado y quedó como una tarjeta plástica. Alguien les dijo con esa tarjeta puede cargar combustible!!!..pero la rosa y de paso nos deja el cordero…la boa al ver lo que sucedía se escurrió entre las piedras. Cargaron combustible, agua, habían perdido a dos compañeros, la rosa el cordero y la boa una desertora…pidieron pista, empezaron a volar. El principito se quedó pensando, que raro es este planeta que sea solamente de un solo hombre. El aviador le contestó..es que como en otros planetas desarrollados, la gente debería hacer una salida, buscar ser más independientes..no se…una aper TULA…..apertura corrigió el Principito..vamonos de este planeta urgente, no vaya a ser que nos maten los sueños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here