Emilio Biltes fue el periodista decano en esta provincia, injustamente olvidado, actitud omision que no le quita absolutamente nada del valor que tuvo este hombre para brillar como periodista televisivo, radial y grafico. Un hombre integro que practico una pobreza franciscana y que demostro ser un verdadero apostol de Dios en su vida personal y publica. Profundo, meticuloso, de una pluma exquisita fue durante años quien escribia los editoriales del aire de radio colon, leidos por la voz inconfundible del Periodista Juan Sanchez. Tenia una conviccion y la defendia a muerte y en cierta oportunidad me conto que en el diario tribuna un directivo le sugirio cambiar el estilo para ser mas pragmatico cuando le hablaba tenia los pies sobre el escritorio. Le dio una catedra de moral y renuncio. Los hijos lo acompañaban en sus decisiones bravias y riesgosas. Al dia siguiente lo llamaron nuevamente del diario y al que echaron fue al inutil que no sabia con quien se metia. Lo visite muchas veces y se percibia un hombre de valor por donde se lo mirara. Participo de algunos debates en informadisimo, con altura y respeto defendia su postura y mas de uno se fueron con la cabeza gacha. Emilio Biltes nos invita a recordar que no cualquiera es periodista y menos cuando se defiende la integridad de aquellas personas que vienen al mundo a enfrentar las contrariedades de la profesion con integridad. Su voz, su pluma indeleble, perdura en el tiempo como una antorcha viviente que vence las tinieblas. cumpliendo la bella metafora de Ortega: el hombre es relampago que viene a iluminar la oscuridad o no es hombre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here