Rivadavia tiene un intendente de bajo perfil, es taciturno habla poco y hace mucho. No es un dato menor que en las últimas elecciones haya batido al peronismo que lo enfrentó con todas las armas. También trataron de combatirlo algunos pseudo difusores y periodistas que fueron a pedir la plata que ellos no valían. El intendente no se amilanó, considera que ser es hacer y desde el primer día ya en su segunda gestión no ha dejado de atender a la gente y de hacer obra pública fundamental para la comunidad.

Rivadavía tiene muchas consideraciones en la jerga social,que es el departamento que tiene el mejor ingreso, que es el departamento dormitorio porque quienes la habitan solamente salen y vuelven solamente desde el dormitorio. De todas maneras es un plato apetecido porque los desafíos que brinda habida cuenta que tiene los lugares más lindos del gran san juan, con su majestuosa calle Libertador desde la plaza Desamparados paralela a la calle Ingancio de la Rosa. Tiene su hospital y el cenit del conocimiento con las dos universidades que alberga a quienes creen haber encontrado la vocación para desarrollar la profesión del mañana. Pero El intendente Fabián Martín no se quedó en lo de siempre y aceptó el desafío de ser creativo y si no observemos el parque creado enfrente de la municipalidad donde miles de personas tienen su lugar de esparcimiento.

La obra que ha hecho en el boulevard del barrio Aramburu con su alumbrado, amplitud y mantenimiento desdice que por lo menos rivadavia es oscura en un San Juan que siempre adoleció de luz. Se destacan obras de construcción de casas donde no existía nadie o algunas villas que fueron reubicadas como los barrios extensión Rivadavia 5 donde se puede observar cómo la gente esta construyendo. La luz es seguridad por lo menos ayuda, y se muestra como una ciudad iluminada. El acceso desde la zona del hospital y municipal hasta Marquesado es un lugar que de transito rápido, amplio y con su ciclovía y para que los maratonistas puedan darse el gusto de sacarse la adrenalina con seguridad es chapeaux, hay que sacarse el sombrero. Como la atención permanente que brinda con el trabajo diario de personas que estan donde tienen que estar para la atención de la recolección y la limpieza, la atención en el alumbrado y arbolado..realmente un funcionario que de perfil bajo, habla menos, poco, nada pero hace de todo..todo lo que la gente le pide y que lo revalidó en las urnas.

Desde este diario nunca lo hemos entrevistado porque no encontramos motivo, y por supuesto debe haber mucho por hacer y eso es lo mejor porque es emprendimiento, proyecto y motivación. Es ejecutivo le gusta gestionar, no sabemos que apetencias tiene en un año electoral pero viene bien el relato de las cosas buenas por un político que contradice las malas gestiones y la pauperrima reputación que tiene la dirigencia cuando lo primero que piensan es  llegar al poder, poder llevarse el estado a sus casas sus cosas sus gentes, como si la republica no fuera para todos por igual.

Bien por Fabián Martín, por Rivadavia y en definitiva por San Juan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here