Carlos Stornelli salió a responderle este lunes al presidente Alberto Fernández, quien en la apertura de sesiones del Congreso acusó al fiscal de estar “procesado por delitos tan severos como el espionaje ilegal de ciudadanos o el de extorsión y seguir en funciones como si nada de esto lo afectara”.

Ante estos dichos del mandatario, Stornelli puntualizó que tiene “un procesamiento no firme por delitos que no ocurrieron, que está demostrado en expediente y se está discutiendo judicialmente”. Y añadió: “Llama a la reflexión que no es correcto porque yo no estoy procesado por ningún delito de extorsión”.

“Yo únicamente voy hacer referencia a que las causas que me hicieron son una infamia, se demostró que son mentiras. No obstante, hay personas empecinadas en insistir en utilizar esas cosas para desacreditar una o varias investigaciones, y no estoy hablando del Presidente”, indicó en diálogo con TN.

Aunque remarcó que no siguió todo el discurso del Presidente en el Congreso porque estaba en la playa, sostuvo que vio una “cosita” que le llamó la atención: “Dijeron que hacen falta más jueces para decidir la arbitrariedad o no (de un fallo), pero en el caso mío con lo que dice un juez militante ya está. Me parece que eso encierra una contradicción y desnuda las verdaderas intenciones”, apuntó Stornelli.

Alberto Fernández en la apertura de las sesiones ordinarias. Foto: Federico Imas.

Alberto Fernández en la apertura de las sesiones ordinarias. Foto: Federico Imas.

Ante la pregunta sobre cuáles cree que son esas intenciones, respondió: “Las que todos dicen. Es que si yo quiero abortar una investigación por corrupción, o me deshago del fiscal o me deshago del juez al que no puedo gobernar o agrego más jueces. Esta puede ser quizás la explicación que haga la ciudadanía sobre el intento de más tribunales penales, que obviamente no son necesarios”.

“Y bueno, ha sucedido con un colega (por Alberto Nisman) y con otros, dejando de lado mi nombre, como al doctor (José María) Campagnoli que lo han perseguido con impiedad solamente por investigar”, sentenció y añadió: “Hay que reflexionar un poco y con esto no estoy invitando al Presidente a reflexionar ni nada, ni me estoy metiendo con su opinión, que no es la misma que tenía cuando se reunía conmigo”.

Frente a esta fuerte afirmación, el periodista Nicolás Wiñazki le preguntó si se había reunido con Fernández, a lo que el fiscal respondió: “Sí, muchas veces. En el anterior gobierno. Lo conozco hace muchos años”.

“Yo tengo años de presiones por lo cual ya perdí la sensibilidad para distinguir presiones o no. Yo no voy a hablar mal del Presidente, lo conozco hace años”, apuntó.

En este sentido, consideró que “hay un intento de disciplinar a los fiscales y a los jueces” porque -planteó- “quién va a querer investigar la causa Cuadernos o a Lázaro Báez si ven lo que nos pasa a mi, lo que le pasó a (Claudio) Bonadío o a Campagnoli”.

Este lunes, durante la apertura de sesiones, Fernández cargó duro contra el Poder Judicial, al afirmar que “está en crisis” y “es el único Poder que parece vivir en las márgenes del sistema republicano”.

En su discurso de una hora y 47 minutos, el mandatario apuntó contra Stornelli sin nombrarlo: “Hay un fiscal procesado por delitos tan severos como el espionaje ilegal de ciudadanos o el de extorsión que sigue en funciones como si nada de esto lo afectara. A él no se le aplica aquella doctrina que recomendaba la detención preventiva de personas cuando su ‘poder residual’ pudiera afectar la investigación. Es cierto. Su poder no es residual. Está vigente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here