Hace un siglo y medio cuando la Argentina era un desierto, era correcta la consigna de Juan Bautista Alberdi, “gobernar es poblar”. Hoy día ya no lo es. Al contrario la sobrepoblación es uno de los mayores problemas de todo el mundo. Somo demasiados. demasiados en las colas de empleos, en las aulas , en los hospitales, en las rutas, en las dependencias públicas, y sobre todo en las villas miserias que rodean las grandes urbes del tercer mundo. En verdad que los teólogos y los economistas de las viejas escuelas estan en desacuerdo, con lo que acabo de escribir. , para ellos mientras cuantos más seamos, tantas mas almas por salvar y tantos mas consumidores. Pero su discrepancia solo define su afinidad mutua y que no estan al dia, ni les preocupan una de las principales causas de la pobreza ni de la violencia.

Hoy dia los principales problemas sociales del mundo en desarrollo, son la sobrepoblación, el hambre, la enfermedad, la pronunciada desigualdad social, la explotacion de niños, la incultura, la violencia, la ausencia de democracia, el militarismo la debilidad de organizaciones de bien publico, la dilapidacion de recursos renovables, la deuda externa, la impunidad y la corrupcion. lo demuestran estudios encomendados por el banco mundial, la desigualdad social es mayor en america latina que en cualquier otra region del mundo. La mayoría de las guerras  han destrozado al tercer mundo. en los ultimos años prevalece el hambre, la gente se mata por un lote de tierra, donde poder cultivar lo necesario para subsistir. No hay suficiente tierra para tanta gente. . Recordemos la guerra civil en Ruanda que causo un millon de muertos. en un pais donde en promedio cada mujer tiene 7 hijos.

El sector privado no puede ni quiere hacerse cargo de de los problemas sociales que tocan a toda la sociedad. Gobernar no es poblar, sino defender, equiparar, cuidar la salud, educar, fomentar la cultura, proteger los recursos naturales, pagar la deuda externa sin recurrir a las sangrias masivas que suele recomendar el Fondo Monetario Internacional. GOBERNAR ES ADMINISTRAR  EL BIEN COMUN CON COMPETENCIA Y HONESTIDADY esto incluye el control de la natalidad. Tampoco gobernar es despoblar ya que esto se consigue organizando guerras. La manera más civilizada de conseguir semejante descenso de natalidad es combinar la planificacion  familiar con el ascenso del nivel de vida. Esto se puede lograr en el termino de dos generaciones. EJEMPLO: HACE MEDIO SIGLO, UNA FAMILIA TIPO DE DE LA PROVINCIA CANADIENSE DE QUEBEC, TENIA DIEZ NIÑOS; HOY TIENE DOS.

Mario Bunge científico y filósofo argentino ya fallecido que vivió en Canadá. Su obra: 100 ideas, un libro para pensar y discutir en el café.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here