JAMAS EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS

 

El Frente de Todos es un ejemplo paradigmático de Populismo. De un gobierno que alberga a las más disimiles ideas en su seno; sino que también sostiene en el Poder tanto a quienes respetan la Constitución y la Ley, como aquellos que la violan. Todo esto le quita legitimidad. No solo de origen pues basta recordar lo que denunciaban Alberto Fernández, Sergio Masa y otros, de Cristina Fernández y del kirchnerismo, para ver que las Ideas y la condición de Ciudadano Intachable no fueron un impedimento para conformar el frente electoral. Tampoco tiene legitimidad de gestión, pues no actúan bajo el juramento de cumplir y hacer cumplir la Constitución y la Ley, sino que reaccionan al termómetro de la Sociedad. Cuando la cantidad de críticas y la movilización suben la temperatura en la calle, en una característica actitud Populista, retoman el camino de la ley. Esto deja en claro, por ejemplo, que para Alberto Fernández no es una Macula el memorándum con Irán, y que no necesariamente Sergio Masa vaya a meter presos a los Corruptos kirchneristas.

El Peronismo es golpista de origen, no adhieren al orden, sino a la fuerza; no creen en la legitimación del Poder al cumplir el Mandato Popular, sino al Poder por el Poder mismo. Si esto no es Maquiavélico (el fin justifica los medios), entonces que es. El desorden, el rio revuelto caracteriza a esta fuerza política, por eso son los únicos capaces de navegar en esta aguas, y de hecho la prevalencia clara en los últimos 70 años (19 años de dictadura militar, 13 años de radicalismo y 38 de peronismo), a depositado a la Argentina que venía de ser uno de los países más importantes del mundo, en este lugar que ostenta hoy, Argentina paso a ser uno de los pises más pobres, pero trepo a los primeros lugares de la corrupción mundial.

El peronismo es golpista de origen y autoritario en esencia. Esto no significa apoyar el supuesto Golpe de Estado que Cristina Fernández estaría aplicándole a Alberto Fernández, muy por el contrario. Lo que si es necesario aclarar es que del mismo modo en que se unieron para ganar las elecciones, del mismo modo en que gobiernan, se deduce que no propondrán a la persona más integra (que sea suficientemente capaz técnica y científicamente, pero por sobre todo que sea una buena persona i a la vez un mejor Ciudadano). Es por demás seguro que se pondrán de acuerdo para poner a quien les convenga, o sea valoraran la condición de Cómplice. Esto como verán hace que no necesariamente todos sean iguales, pero sí que los que no son tan iguales no duren en el seno del gobierno.

La Responsabilidad, el Deber Cívico y el Mandato Popular de la Oposición  es sostener el Orden Constitucional. Por lo tanto si Cristina está dando o está por darle un golpe de estado a Alberto, lo que debe hacer es denunciar a Cristina en el Congreso, y si es necesario, pedir un juicio político. Pero justificar por eso nombrar a Rafecas como Procurador  General, quien no estuvo a la altura en la investigación por el crimen del fiscal  Nisman. ¿Justifica esto hipotecar el hoy y el futuro  en un cargo clave para la seguridad jurídica de la Argentina? No tiene nada que ver una cosa con la otra, la Política no puede seguir justificando cualquier medio para conseguir el fin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here