Ya había estado en el cargo pero cuando asume Jorge Escobar y lo nombra le pregunta. ¿te nombro directamente o queres rendir; le contestó taxativo, obvio que quiero rendir. Nadie niega su capacidad, muy capaz. Pero me parece un acto de obscenidad que gane esa cifra inalcanzable en un pais con la economía devastada y que solamente pueden competir el jubilado Zafaroni con sus 853.000 pesos por mes. Rivera Prudencio puede ganar esa cifra en la actividad privada y tal vez más por su capacidad, pero en un ente estatal provincial me parece una exageración que no lo ayuda a tener una visión clara de la realidad que viven sus semejantes habida cuenta que se necesitan dos sueldos presidenciales para alcanzarlo. La empatía, ponerse en el lugar del otro o que le duele como propia la cicatriz ajena fundamentalmente de aquel que no le alcanza para pagar la boleta de la luz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here