El filósofo kirchnerista José Pablo Feinmann se refirió este sábado al año y medio de gestión de Alberto Fernández como presidente y advirtió que lo ve “flojo, pálido, ojeroso” y hasta que parece “harto de luchar”.

Feinmann evaluó, además, que Fernández se mostró “vacilante y hasta flojo” frente conflictos como el de Vicentin y las restricciones a las exportaciones, y dijo que le gustaría verlo “más cristianizado”.

“A Alberto lo veo flojo. Le vi la cara, está pálido, gordito, está ojeroso, está cansado y pareciera que está cansado y harto de luchar“, sostuvo Feinmann en una entrevista con radio Continental.

Y agregó: “Eso no quiere decir que no lo va a seguir haciendo, lo va a seguir haciendo porque es un gran cuadro político. También creo que es una persona decente. Y creo que a la derecha de Alberto Fernández siempre hay algo peor en este país”.

El filósofo que supo integrar el grupo de intelectuales Carta Abierta dijo, además, que “desearía que Alberto solucionara algunas cosas que quedaron en el camino, como por ejemplo la prisión de Milagro Sala, que es escandalosa”.

“Me parece un gesto de debilidad que no se pueda intervenir en eso que es un asunto provincial y hasta personal. Morales quiere tener presa a esa mujer para tener tranquila la provincia, pero esto lo debió haber arreglado hace rato Alberto”, insistió.

Sobre las gestiones del Presidente en temas que marcaron su gestión, como el conflicto por el intento de expropiación de Vicentin y las retenciones a las exportaciones, Feinmann sostuvo que “Alberto se mostró vacilante y hasta flojo”.

“Con Vicentin con el campo, con las retenciones, se ha mostrado vacilante y hasta flojo. Un Alberto más duro y enérgico, si se quiere más cristinizado, le haría un bien a los sectores progresistas de este país”, precisó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here