El fallo será esta semana y la Corte fijará posición sobre el polémico tema que viene con una alta dosis de política. En el caso de la ministra de seguridad, al antropóloga Fendrich escribio un twit que luego borró pero el mensaje quedó intacto en el que sostiene que abrir las escuelas es un mamarracho jurídico y un “GENOCIDIO”. El gobernador de Buenos Aires, dice que el fallo de la apertura de las escuelas le produce repugnancia.

Hay que tener cuidado porque las palabras expresan el pensamiento de las personas en ese caso observamos que la ministra de seguridad ha catalogar el caso doméstico como un genocidio está banalizando el peor acto de criminalidad de la historia como el holocausto judío y el Armenio. Haberlo borrado posteriormente significa sus precarias convicciones y trivializa el dolor de millones de personas. Asociado al tema el gobernador de Buenos Aires que confunde “varones” con “barones” sostiene que le da repugnancia. Esta palabra y asco es la que se usaba por parte de los nazis en los campos de concentración; se convierte en polea de transmisión del odio que viene de muchos dirigentes que no miden sus palabras. Su esposa es o se dice intelectual debería corregir a su marido para que no le suceda lo del presidente de la nación, que primero los critica a los médicos y despues los reconforta con un bono. RASPUTÍN ESTÁ ENTRE NOSOTROS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here