VOLVIÓ AL PAIS FEDERICO POLAK, RENUNCIA Y DECEPCIÓN.

La carta de renuncia

Me dirijo al Señor Ministro a los efectos de presentar mi renuncia al cargo de Representante Especial para la Promoción de la Actividad Empresarial en el Reino de España (decreto PEN 452/2020).

No he logrado desempeñar en plenitud las tareas encomendadas, pese al alentador clima de negocios que se generara desde un principio con empresas españolas y empresas argentinas internacionalizadas.

Le ruego agradezca al Señor Embajador -quien destaca por su personal estilo de gestión- que me honrara al solicitar mi designación al Señor Presidente de la Nación.

Esta renuncia aliviará costos al erario público -no es ético percibir una remuneración sin ser útil al Estado- además de facilitar una apropiada gestión al Señor Embajador.

Reciba usted las seguridades de mi más alta y distinguida consideración.

*******     ********

Hace unos años en el club Sirio Libanés daba una conferencia Ricardo Alfonsín, hijo predilecto de quien nos devuelve la democracia, don Raul Alfonsín. Fui a la conferencia, lo escuché con atención y le hice algunas preguntas, en realidad casi no había periodistas. Las respuestas eran vacías, pobres que venían de parte de alguien parecía tener astenia. Incomodado le pregunté directamente: Doctor en esta provincia hay censura contra el periodismo lo mismo que pasa en Capital Federal, en los feudos provinciales, Ud debe ser consciente de eso me imagino?. Y me contestó: ” no siempre es así, hay muchas cosas para debatir, ustedes los periodistas también tienen sus cosas..así que no juegue con eso!!!!”. Terminó la conferencia, me fui directamente a los organizadores y un viejo militante radical me dijo: Juan Carlos…qué esperabas, es Ricardito no es Raul Alfonsín!!!!. Me quedé perplejo o sea desorientado y asombrado. Y recordé haber leído del actual embajador argentino en España: ” bueno, yo recuerdo cuando Papá se bañaba, corría la cortina y mientras se jabonaba me pedía que le hablara de la obra de Shakespeare y le recitara los versos de Gustavo Adolfo Bequer entre otros autores. Y supongo Don Raul gran lector, debe haber querido que su hijo leyera como Él, pero la política no tiene hijos. Hasta que me llegó el desencanto con este hombre al observar que criticando al gobierno de Macri, se volvió un transfuga cuando saltó a las huestes de Alberto Fernández. Ya conocemos, al menos yo personalmente lo que Raul Alfonsín pensaba de quienes se saltaban el cerco. Ahora no me llama la atención que Federico Polak se haya ido de la embajada en España solamente porque quería gestionar, trabajar y no lo pudo hacer, considerando que no es ético cobrar sin laburar. Ya sabemos que la política exterior argentina es uno de los mayores agujeros negros que tiene el deficit de este país; recordemos el embajador de Menem que quiso que EE UU le diera beneficios diplomáticos a su mucama, y “los gringos” le contestaron que no entendían sobre ese pedido.

Después aparece Ricardito aconsejandonos que nos cuidemos y ayudemos al gobierno permaneciendo en casa contra el Covid, más o menos en la fecha que Alberto celebraba el cumpleaños de su esposa. Seguramente don Raul debe haber omitido que su hijo en vez de Shakespeare, leyera la Constitución Argentina, ésa cuyo preámbulo, él recitaba tan bien cuando hizo la campaña proselitista que lo llevó a la presidencia.

JCM.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí