Con sentimiento agridulce los café que son las campanas de debates políticos estabn estridentes por parte de juntos por el cambio ante la derrota producida ayer por minimas diferencia que podrían haber resultado al reves si Orrego no hubiese rechazado a la integración de consenso Ischigualasto en la figura de Marcelo Arancibia. Pero desde el principio ya hubo errores imperdonables ante las posibilidades que se le brindaban a la oposición en esta provincia, tal es el caso de haberlo traído a Picheto, a Larreta y Patricia Bulrrich y esconderlos prácticamente de todo el periodismo. Solamente algunos medios pudieron llegar pero no hubo una debate o confrontación segura con la prensa sanjuanina y consideran que el primordial responsable es Orrego. Mientras que otros militantes sostenían que algunos dirigentes de peso, dicen lo que callan, porque ya conocían esta forma de conducirse en forma egocéntrica pero no denunciaron ni hicieron nada para que Orrego reflexionara, enconsecuencia los números son lapidarios, se podría haber ganado por un par de puntos y se perdió por un par de puntos. El charlismo de cafe no perdona y ahora comunicarán a la diriegencia nacional por qué la oposición en San Juan estuvo tan cerca y quedó con las manos vacías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here