El caso Carrascosa debe ponerle los pelos de punta a cualquier argentino de bien. No tiene nombre, primero le mataron a su esposa y luego lo culparon y se comió 7 años en la cárcel cuando era inocente y víctima. Es el caso Belsunce. El principal sospechoso es Pachelo que está libre, el fiscal que apuntó contra el viudo es Molina Pico que requirió que saliera el padre a defenderlo por los cuestionamientos. Pero este incompetente le apuntó de tal manera a Carrascosa y con tantas falacias que logró que lo encarcelaran.

Ahora como instancia final y despues de una multitud de años, la Corte Suprema lo absuelve, esta resolución significa que ya viejo estuviera desahogandose y llorando durante 3 horas para sentenciar: ahora puedo morirme inocente y me voy a dedicar todo el tiempo que me queda para investigar quien mató a mi esposa. Una de las tantas verguenzas de en este caso en medio de una trama laberíntica, un fiscal, Molina Pico se ensañó de tal forma que terminó matando también al esposo, medio muerto, medio vivo, y la justicia? y el estado? y las garantías?. nada de eso existe en la Argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here