Una muy buena alocución ha dado una mujer japonesa. prestemos atención, si es que nos queda algo luego del celular, lo que dice: En Japón que estamos cerca de China el mundo se pregunta por qué no nos contagiamos con el covid/19. Estamos amontonados, vivimos en una isla, tenemos terremotos al por mayor, y mil temblores diarios. Soportamos tsunamis, tifones y dos bombas atómicas. No nos contagiamos y la mayoría de los japoneses fumamos, trabajamos en fábricas cerradas, pero cómo puede ser?. Todo tiene una explicación, culturalmente desde hace siglos nos respetamos. Cuando nos resfriamos usamos barbijos pensando en no contagiar al otro. Nos sacamos los zapatos para entrar a una casa. mantenemos la distancia primordial como respeto hacia la otra persona. No nos besamos ni abrazamos..nos reverenciamos que es distinto. Nuestros ancestros nos enseñaron a tener palabra y valorarla como practicar el valor de la honestidad. A ustedes que les gusta el fútbol, que les parece un equipo preparado que entrena a otro que siempre está improvisando?. Para nosotros el principal valor es cuidar al otro. Para ellos los chicos practican en la escuela el juego de la silla que falta y observamos que nadie se atropella, porque le ofrece el lugar al otro, van faltando sillas pero va sobrando deferencia y empatía. Tenemos el valor de lo colectivo por encima de lo individual. Hemos construido a pesar de nuestros desastres naturales una sociedad colectiva que ve y hace por el otro lo mejor que queremos para nosotros. Hemos vencido al virus y al virus del egoísmo.

En cambio aqui en la Argentina, eso lo decimos nosotros, ahora pensamos en el suero equino y no es chiste porque nos comportamos como centauros, vivimos a las patadas, nuestras expresiones son: te voy a dar una patada en el culo, andate a la concha de tu madre, la puta que te parió y por el estilo. Somos mitad caballos y mitad hombres y mujeres…o sea que somos medio hombre o sea que no somos hombres. Ultimamente aparecen las centaurides..mitad hembra mitad yegua. Nos comportamos como si la otra fuera una yegua y el otro fuera un macho. Cuando peleamos como dice Jorge Sábato, no Ernesto..demostramos que somos caballos porque peleamos con todo con los puños y con los pies, como somos centauros nos pateamos. Para pedir que nos lleven decimos: vas para tal lado?..tirame por allá cerca!!!!. Y no está lejos ver a centauros haciendose clavar las herraduras o a centaurides haciendose limar en vez de uñas, herraduras. Y cuando cantamos lo hacemos así: oh oh…te lavas los “pieses” o te los lavo yo!!!!. decimos que olor a pata!!!!. En el futbol lo hacemos tan bien porque se juega con los pies y a veces quebramos al otro. hace días escuche a Ruggeri recordar cuando se le tiro con los dos pies a Chilavert y dijo: lo quería fracturar!!!!!!!!!!!!!!. Es la sociedad de la autofagia..no porque comamos caballos con la mortadela, sino porque nos devoramos entre centauros. Nuestros piropos lejos de Jardín Florido cuya expresión era arte..exclamamos cuando pasa una mujer….que linda yegua..ellas nos dicen ese tipo debe ser un potro en la cama…nos importa mas el culo que la cara…Y si vemos una cola linda y atractiva le decimos: tirate un pedito por favor!!!!Somos centauros que pensamos con el ocote. Ehh jefe me pone herraduras nuevas…esta noche la parto en dos!!!. Y las centaurides no se quedan detrás cuando quieren denigrar al centauro se florean: pero si ese tiene micropito!!!y toma pastillas para llegar a la ereccion. En vez de sacarnos los zapatos aqui no se puede porque se los afanan y cuando falta una silla no es para darle lugar al otro, es porque la señora embarazada va en el colectivo parada mientras que el centauro va sentado. Y otra más, ahora los delincuentes que alguna vez fueron motochorros, como centauros, afanan y se disparan a cuatro patas. que no nos vamos a contagiar!!!!!!!!!!!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here