Es un artículo polémico porque puede herir susceptibilidades, pero todos tenemos el derecho inalienable de la expresión, de lo contrario no existiría la palabra libre. El tema del joven Zapata por su accidente primero, la decisión de continuar corriendo con un brazo y la terrible fatalidad tiene puntos de vista diferentes y reacciones encontradas. En primer lugar el accidente donde perdió su brazo le sucedió en un choque automovilístico, rara proeza del destino que no perdona lo facil y facilita lo difícil, aunque el final estaba cantado. Porque Wey Zapata decidió redoblar la apuesta a la fatalidad y manejar un bólido con un solo brazo, lo que lo convierte en un acróbata, un malabarista, un artista del determinismo fatal. Muchas personas pierden un miembro, una capacidad o nacen así y deben renunciar a lo que más quieren. Este muchacho lejos de renunciar apostó por enfrentar la contrariedad tratando de saltear un tramo intransitable…(Friederic Nietzsche: en la escalera de la vida no intentes saltearte un escalón, porque ese escalon, no te lo perdonara jamás)..certera y bella métafora del filósofo.

Pero cual es el escalón que el deportista trató de gambetear que le termina costando la vida( no permitir ser contenido, no estaba bien asesorado, no le dijeron que la vida tiene infinitas expectativas que no se agotan arriba de una moto veloz por terrenos escarpados. No sabemos quien lo contuvo o no pudieron o no quisieron ni hablar de los ilusionistas utópicos que lo empujaron a la muerte cuando lo alentaban a seguir luchando contra un sino sin salida. Zapata no hizo el duelo, no tomó conciencia que la vida es infinitamente más importante que cualquier vocación por eso nos presenta miles de ellas para que desarrollemos nuestros dones nuestros talentos. Lo encaminaron mal; no le permitieron dar los pasos del duelo. ESTADO DE SHOCK..DOLOR..CULPA..CULPA DOLOR Y DESAPEGO. y eso llevaba tiempo, contención respeto por todo el entorno familiar que hoy está atribulado, tratamientos y si puede cierta propensión mística cuando nos avisan que el destino pasa por otro lado. Algunos por compasión, otros por eufóricos irresponsables lo alentaron a seguir, a continuar, es el boxeador (laborante, recordemos) que Beni Kid pared le estaba dando una gran paliza, pero no tiraron la tohalla, y el boxeador argentino quedó en estado vegetativo hasta que murió. Desde el rincon, permitieron que el otro boxeador lo matara.

Ya habíamos visto una multitud que manejó mal este gobierno con Maradona, quien de tantas acrobacias pero sin pelota terminó solo, abandonado y muerto. O Gatica hay innuberables casos diferentemente iguales. Esta multitud despidió a su ídolo, a quien convirtieron en un dios de papel que se arrugó cuando ya no tenía nada para dar. Vicente Chancay máximo ídolo del ciclismo, charlé con él muchas veces, cuando murió desde radio Colón le preparé un elogio póstumo, un panegírico que leyeron emocionados los pocos que acompañaron al mejor ciclista que tuvo esta provincia, al cementerio. Primero llegó el olvido social y luego la muerte. No tuvo estas despedidas multitudinarias exultantes poco vistas en esta provincia que casi siempre olvida a sus idolos, mártires, intelectuales!!!!. y entonces?…era necesario equivocar al muchacho, como dice Orly Terranova..yo sabía que esto iba a terminar mal. Era necesario que lo empujaran a ser lo que no llegó a ser: MITO…ÍDOLO…LÍDER…NO LLEGO A SER NO LE DIERON TIEMPO PARA SER ESTOS TRES ESTADOS DE DIMENSIONES DIFERENTES. y eso que significa..con esa despedida apasionada?…que muchas veces en la vida..empujamos a ser y hacer de los otros lo que nosotros queremos ser..entonces terminamos apresurando prematuramente el final de una vida que tenía enormes expectativas y horizontes, truncados por los que se quieren identificar a cualquier precio porque no leyeron a Kipling: el éxito y el fracaso son dos impostores. Y si algunos de los presentes en la despedida se enojan..que recuerden que hay 44 almas en el fondo del mar que no fueron despedidos..que ya van como 30.000 muertos por el covid que no los dejaron despedirse ni de sus seres queridos…y que van muriendo de a poco sin  reivindicación nuestros héroes de Malvinas. Y los muertos inocentes anónimos por obra del crimen y una por una las mujeres que matamos todos los días. Hemos desvalorizado la vida de tal forma, de tal forma le perdemos el regalo que significa el “vivir” que queremos renacer ayudando a equivocar a un muchacho que si algo le faltaba era un brazo y si algo le sobraba ERAN LAS INCONMENSURABLES GANAS DE VIVIR.   JCM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here