Hay un problema de divortium societatis, en otras palabras la sociedad argentina y sanjuanina creen que la democracia reparte derechos y desprecia obligaciones. Casi siempre llegan al poder, en todas sus manifestaciones aquellos a los que se les puede sacar algo, como proveedores del estado. Nosotros, cada vez más subdesarrollados, cuando votamos no resolvemos, somos habitantes ni siquiera ciudadanos, testimoniales del humor social, el voto bronca, el voto negativo, el vengativo, el pragmático para saber qué podemos conseguir, con un resultado constante: si la economía anda bien, el que gobierna así sea un crápula goza con el afecto popular. Patria, bandera, valores todo eso que alguna vez nos enseñaron en la escuela, pasa al cesto de las cosas inservibles. No votamos, porque votar es ser elegante, es decir saber elegir, y nosotros lo que hacemos es optar por lo que creemos es menos malo. Hasta nos conformamos con el eslogan: roban pero hacen. Por esto y muchas razones más, la Argentina hoy está postrada en una cama esperando que la atiendan en un hospital que no tiene camas. La sociedad está divorciada de quienes la representan, no nos importa, no le sabemos a veces ni el hombre del senador, del diputado, de los ministros, nacionales ni provinciales, de los concejales ni hablar. Como dice Borges no somos ciudadanos, solamente habitantes que lucran con la opulencia de estas tierras.

Este divorcio, forma un abismo entre el representante y el representado. A partír de ese vacío o grieta (lo que pasa es que esta palabra está muy usada) tiene una consecuencia brutal: dejamos al zorro en el gallinero. Entonces el sistema se vuelve perverso, el que no llora no mama, se venden conciencias, se mancilla el funcionamiento de la política como conductora de la misma sociedad que la termina denigrando. En el caso del eterno senador Roberto Basualdo, podemos dar fe que es un tipo honesto porque no tiene necesidad de robar, recordemos que en su momento y segun lo que declaraba era el legislador más rico del país. Hoy superado por Alperovich, quien tendría algo así como 2000 millones de dólares, pero es lo que declara, o sea habría que agregarle cifras; ya no es senador perdió los fueros y seguramente caerá en la carcel por haber violado a su sobrina. Volvamos al ex corredor de autos, empresario devenido en político, varias veces candidato a gobernador y senador consuetudinario.

A Basualdo lo vengo tratando como periodista desde hace casi 30 años. Lo conozco, me conoce. Nunca alcanzó el cargo de gobernador y no doy la fuente, me dijo que en cierta oportunidad como candidato le confesó a esta persona que quería ser mandatario de la provincia por ego, para que se alegraran sus hijas, no por otra cosa. Con los años comprobé que nunca quiso ser gobernador, le gustaba la comodidad del senado. Porque ser senador lo lleva a muchas prerrogativas, le da cartel, protección, operaciones, recordemos que un senador está dentro de las gestiones del poder. El senador viaja en avion, no paga el avion, llega a aeroparque y lo espera un automóvil con chofer del senador, y puede viajar como representante argentino a diferentes partes del mundo en el avion presidencial, gana plata para siempre, no tiene apremios, y si debe elaborar alguno que otro proyecto no es difícil, porque en este caso vive en un país sin proyecto. Recuerdo que sus campañas estaban más plagadas de ausencias que de presencias, porque no quería pasar frio o calor, su enorme fortuna siempre fue un impedimento para buscar la motivación,  por ahí salía, pero nunca supo hablar, hacer un acto, ni pensar en la vibración que puede generar un político ante las multitudes.

Tan así es que en ciertas elecciones, yo estaba en radio municipal, ganaba Gioja, era la tendencia, pero faltaba bastante, lo llame por telefono de la radio y Basualdo dónde estaba?…en la escalerilla del avión, lo sentí eufórico, minimizó el resultado y concluyó el reportaje diciendo: ganó Gioja, bueno pero yo soy senador y pidió pista. No se si las escuelas ya habían cerrado, pero con gente votando y el candidato, ya se había marchado de la provincia. Nunca supimos si sabe gestionar, un diputado que murió lo calificó alguna vez de ” kiosquero mayorista”, otro ex gobernador de zapatitos blancos. Hay que decir la verdad, el nombre Roberto Basualdo siempre exhalaba olor a  plata, lo sabe el mundo periodístico, el deportivo el político. Pero Basualdo llegó a temblar cada vez que le llamaba un periodista porque casi con seguridad en el medio estaba la plata. Generalmente con razón, porque si era candidato y…lógico que le iban a pedir plata, para cubrirle los actos, para llevarlo a los medios etc…como lo hice yo. Pero se lo tomó tan a pecho que cierta vez, fue la última, le llame a Buenos Aires para que opinara de un tema grave, y empezó a contestarme antes del reportaje con apremio como resguardándose del “mangueo” lo calmé y le advertí, no le cobraba nada, quería solamente entrevistarlo….y se calmó. Vendiendole publicidad para la revista Kriterio, él advertía que no le interesaba tanto salir en la revista, sin embargo le encantó un regalo que le hice, que lo debe tener guardado, la nota a Mario Pontaquarto, denunciando a Gioja en el caso de las coimas del senado. Y me decía…yo se que ustedes los periodistas necesitan la publicidad para vivir, pero yo debo ser moderado, no les puedo dar mas de la cuenta porque luego no tendría el valor ni la dignidad de ver a los ojos a mis hijas!!!!. No tiene voluntad de poder, pero le gusta el poder, no es corrupto, pero ha utilizado el senado como una agencia de colocación. Ha hecho una especie de PYME con familiares, amigos y compromisos, llegó a tener 60 asesores!!!claro no les pagaba él, les pagamos todos nosotros, porque son fondos publicos.

Hace tiempo que no da notas, o prácticamente no aparece, por San Juan poco o nada se lo ve, cuando termine el mandato dice que se va a retirar de la política, no recuerdo que haya traído uvas, aceitunas para San Juan, pero voto a favor de la venta de tierras a precios irrisorios para habilitar la minería y otras leyes de las joyas de la abuela en la década del noventa. Le vendió a Macro todo o casi todo, pero nunca dejó de tener esa mentalidad de empresario, rápido para los numeros, goza del privilegio de que casi nadie lo va a criticar porque esperan “ayudas”, vive entre Mendoza y San Juan. No me lo imagino gobernador porque no posee, insisto esa voluntad de poder, aunque recoja las migajas debajo de la mesa. Y voy a contar algo que viene a colación. En Radio Colón, en primera edición yo solía entrevistar al diputado socialista que estaba en el bloque de los radicales, Simón Lázara. Lo entrevisté varias veces porque estaba a la pesca para esclarecer quien fue el artífice del pedido de coimas a René Favaloro al frente del sanatorio Güemes. El ex juez es REMIGIO GONZALES MORENO, secuestró a dos directivos del sanatorio y en una prueba contundente se comprobó que dicho juez visitó a los secuestradores en la carcel..fue cuando dijo: AHORA, SEGURO QUE VOY EN CANA!!. Lo destituyeron y fue preso. Estaba en la celda VIP con Veira y con Imbelloni.

Diferencias apartes, con esta mención quiero expresar que a veces jueces, políticos deben tener un acercamiento constante con la sociedad para que la misma pueda saber si están bien representadas o no. De ahí hay una pregunta que vengo haciendo hace años…insisto creo que Basualdo es un tipo honesto, pero no me llega la respuesta y me preocupa que la sociedad sanjuanina, la oposición, la clase política no hurgue sobre esto que me pasó: debe hacer algo así como 5, 6 años, caminaba yo por la calle Güemes, no me hace falta jurarlo por Dios, porque Dios sabe que digo la verdad, sería como las 17 horas, iba por la vereda norte sur hacia la calle 9 de julio. De repente, veo un movimiento muy rápido, el policía abre la puerta y se mete el Senador Nacional Roberto Basualdo, a la casa de quien?….a la casa del gobernador José Luis Gioja!!!. Movimiento rápido con apremio para que no lo vieran pero yo lo vi. No se cuantas veces lo habrá hecho, pero lo hizo.

La pregunta visceral que Basualdo no puede desmentir a este periodista es si fue a la casa del gobernador o no?….claro que lo hizo…por qué?….era el jefe de la oposición, tenía la casa de gobierno para pedirle una audiencia con todo el periodismo presente.

Casi no da reportajes, no se si algun dia va a contestar esta pregunta, mientras tanto la sociedad no alcanza a entender?….el mundo de suspicacias que despierta, que el senador haya visitado al gobernador en su casa!!!!!. La pesquisa de Favaloro revela el cuidado que hay que tener cuando se haces determinadas visitas. De lo contrario este pueblo se conforma con reiterar que Basualdo era funcional a Gioja. Y reitero, Basualdo antes de que termine su mandato, que explique a todos los sanjuaninos, no la cantidad de asesores, porque ya corrió demasiada agua podrida debajo del puente, pero esa pregunta..fatal..fundamental…viendonos a lo ojos…que hacía Ud en la casa del gobernador que entró a la velocidad de la luz?. calle Güemes, hace unos años, 17 horas. Luego vamos a contar, cómo construyó Gioja, la casa de la calle Güemes, quien la construyó y a cambio de qué?. Quiere que funcione la democracia y que sus hijos no tengan hambre en un país desarrollado, empiece desde ahora, a formularse muchas preguntas, porque al favoritismo político no le interesa las respuestas, ni las elecciones ni las generaciones.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here