En un video difundido por la organización Música para despertar de Granada (España), la mujer, fallecida hace un año, levanta los brazos lentamente y recuerda poco a poco no solo sus movimientos, sino los de todas sus compañeras en el escenario. Las imágenes intensas y emocionantes de Marta Cinta, como era conocida en el medio escénico, han sido vistas por millones de personas en pocos días.

“Me emociona”, dice la mujer al finalizar la música. “Y tú nos emocionas a nosotros”, dice uno de los facilitadores de la organización. “Hay que coger las puntas”, dice la mujer, feliz, al final del video. Los fragmentos compartidos en las redes sociales de la asociación forman parte de una sesión más larga que hicieron en la residencia de la tercera edad donde González pasó sus últimos años. Gracias a su música favorita, los enfermos de alzhéimer recuperan algunos recuerdos.

Las canciones que marcaron nuestra vida, según el grupo de psicólogos y voluntarios de la organización, es de las últimas cosas que olvidamos: “La música de sus vidas y el amor, para convivir con el Alzhéimer. Lo último que se pierde”, apuntan desde las redes sociales de Música para despertar.

El video de Marta C. González ha generado mucha curiosidad sobre la vida de la artista y su paso por la compañía de ballet de Nueva York en 1966. Tristemente, desde Música para despertar desconocen más detalles del pasado de la bailarina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here