LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA

No hay Democracia sin Ciudadanos, y no hay Ciudadanos sin Democracia.  La una implica la otra, solamente los derechos y garantías individuales  aseguran el ejercicio de la ciudadanía, con un único límite, los derechos y garantías del otro. La contracara, la Democracia, el Estado Democrático, a cargo del funcionario, quien tiene un poder delegado: “El poder de Dios viene al pueblo y de este a sus funcionarios”. Tanto es así, que el funcionario jura ante el Pueblo; y no jura “Que” va hacer, sino “Como” lo va hacer:” Cumpliendo y haciendo cumplir Fielmente esta Constitución y las Leyes que de ella emanan”

Los seres humanos tenemos el profundo deseo de hacer previsible el mañana, por eso inventamos la norma, la pauta, La Constitución; y de ese modo  ascendimos a la categoría Ciudadano. Los Ciudadanos somos voluntariamente esclavos de la Ley (Constitución), lo contrario es ser esclavos del que viola la Ley. Tan grave es la violación de la Ley, que la persona pierde por ello sus derechos ciudadanos;  y la máxima categoría de las violaciones corresponde a la violación de los derechos y garantías ciudadanas, y llamamos a ese Dictador, y a su “Régimen” (apartado de la Constitución) “Dictadura”. Pudiendo ser esta Civil o Militar.

Días atrás, en este medio, se publico un artículo: “A 38 años, la Democracia espera poder comer, curarse y educarse”, donde se refiere a un artículo  del extinto ya, Julio Blanc, del año 2001, quien plantea la deuda de la Democracia en esos primeros 18 años, y en el nuevo artículo (Sr Vaca) estira la deuda a 38 años, pues le da plena vigencia hoy a la visión de hace 20 años. Por supuesto la célebre frase “Con la Democracia se come, se cura y se educa”, corresponde a Raúl Alfonsín, primer presidente de la era democrática en la Argentina.

Con el debido respeto al periodista Julio Blanc, y a quien lo cita, creo humildemente, que hay un error en la postura, pues se quiere matar al mensajero, sin avanzar en el fondo de la cuestión.

La cuestión de fondo es que los seres humanos que inventamos la Democracia, somos individuos, seres únicos e irrepetibles. Somos Cualitativos y pusimos esa impronta en la esencia de la Democracia, esencialmente no es lo “Que” comemos, sino “Como” lo comemos; no es lo que curamos o educamos sino como. Lo contrario es sencillamente Maquiavélico, “el fin justifica los medios”.

Podemos destacar en estos 38 años, solo a modo de ejemplos, una serie de hechos que resultan meridianos para el caso:

La reforma de la Constitución de 1994, con todo lo que ello implica en tiempo, costos y expectativas, no cambio nada de ahí a la fecha: excepto la reelección de Menem. Conste además que en cualquier Democracia seria del mundo, modificaciones como esta son para los que vienen, no para el que la impulsa.

La violación a la misma Asamblea Constituyente, que establece en un agregado: que  antes de octubre de 1995 debía dictar el Congreso una Ley de Coparticipación federal de impuestos. Agravado esto por la mayoría que en ese momento tenía Menem. Aquí Maquiavelo de nuevo, la mayoría la uso para su propio fin, y no para beneficio de todos; constituyendo este un ejemplo claro de dictador, el dictador pone sus derechos por encima del derecho de los demás, no es un esclavo de la Ley, por el contrario, somos todos esclavos de él.

ATN (ayudas del tesoro nacional), la herramienta (arma) con que Menem violo la Constitución Nacional y los Pactos Preexistentes. Desde la Nación violo todas las constituciones provinciales, haciendo llegar el dinero de todos directamente a los municipios. Fondos aplicados sin la más mínima lógica del recurso puesto al servicio de la solución de los problemas de los Ciudadanos (contribuyentes), sino para alinear a los Municipios con el dinero del pueblo, con ese dinero los argentinos comimos, pero de la mano de Menem, que no es lo mismo que comer libre y democráticamente.

Un ejemplo local (que no tiene porque conocer el Sr Vaca). La Constitución de San Juan de 1986, también manda que debe dictarse una Ley de Coparticipación  Municipal (se entiende por esta una ley científica, que establece la distribución de los fondos públicos, en base a las necesidades de la comunidad (relevadas por censos), a los distintos estamentos del Estado (nacional, provincial y municipal), según su cercanía y recursos con que cuenta. La Constitución del 86 fue violada por más de 30años, y con ella cada uno de los sanjuaninos. El resultado, nuevamente privilegiar los intereses de uno (el gobernador dictador de turno), en detrimento del derecho de todos. La consecuencia: el centralismo en desmedro del federalismo, grandes conglomerados  aportantes de votos baratos, con servicios denigrantes; y la muerte lenta de la periferia. Ejemplo Jáchal, Rodeo, no tienen siquiera una ruta que les dé la oportunidad de curarse y educarse mas allá del lugar donde vivan.

El ejemplo local extremo por anteponer el derecho de uno por sobre el de todos es el tercer mandato de Gioja, aplaudido por sus cómplices a nivel nacional. El agravante local, el haber dispuesto de los recursos provinciales para imponerse en los 19 departamentos (donde todos piensan igual, ninguno piensa mucho)

Con la llegada del Kirchnerismo, una versión corregida y aumentada del Menemismo, en el sentido de la violación, de la imposición desde el poder de los intereses de uno en detrimento de todos. Un ejemplo: Kirchner gano 8 elecciones entre 1991 y el 2003, para ello modifico 3 veces la Constitución de Santa Cruz y dicto 9 leyes electorales diferentes, según las encuestas le beneficiaran. Elección directa o ley de Lemas, y todas las combinaciones posibles a nivel provincial y/o municipal. Toda una tarjeta de presentación (libro “el ultimo peronista”) de lo que se venía en la Argentina desde el 2003.

Mayorías automáticas en el Congreso para seguir violando la Constitución del 94 y su mandato. También para nombrar jueces del palo (justicia Legitima) que aseguren la Impunidad, una vez más los derechos de uno, por sobre el de todos.

Una oportunidad histórica, por los ingresos del estado, debidos a producciones agropecuarias extraordinarias, sumado al aumento de los precios de los productos de exportación. Dineros que fueron a parar a los bolsillos de los dictadores de turno y una gran cantidad de cómplices, que exceden mucho a los arrepentidos, pues llega a gobernadores e intendentes (recordar los dichos de Cristina Kirchner: no te olvides Gioja que las licitaciones de casas y pavimentos se hacían en las provincias y municipios), y también a la prensa adicta. Estos ingresos extraordinarios en la historia de la Argentina bien pudieran haber significado su ingreso en el desarrollo.  Por el contrario somos el único ejemplo en el mundo por recorrer en camino inverso. Gracias a esto no comemos, sino que también tenemos los peores índices de educación y salud.

Sirva este resumen como argumento suficiente, para concluir que fue Violada la Democracia, en forma reiterada y permanente, que tiene claramente sus responsables directos. También asumir la responsabilidad de quienes no hicimos lo suficiente para detener a los violadores, y la responsabilidad de quienes miraron y nos hicieron mirar para otro lado. Nunca más vigente que hoy la frase de Raúl Alfonsín, para quienes nos sentimos Ciudadanos de Primera solo “Con la Democracia se come, se cura y se educa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí