La imagen del ex presidente

La segunda parte del informe de Rouvier refresca los números de la imagen de Macri. La foto actual (en realidad la de fines de febrero) y la evolución desde principios de 2019. A su manera, repite el patrón estadístico de Cristina Kirchner, su contracara de la grieta: cifras relativamente estables, pero con mucha más valoración negativa que positiva.

Ahora Macri combina 26,2% de “muy buena / buena” y 7,4% de “regular buena” (33,6% total positiva), contra 53,2% de “muy mala / mala” y 12,6% de “regular mala” (65,8% total negativa). Completa un 0,6% de “no sabe”.

Encuesta nacional de Ricardo Rouvier, entre el 19 y el 24 de marzo. Cómo está la imagen de Macri.

Encuesta nacional de Ricardo Rouvier, entre el 19 y el 24 de marzo. Cómo está la imagen de Macri.

Sin mucho misterio, su base electoral es casi idéntica a su base de imagen “muy buena / buena” (24,6% contra 26,2%). Lo que puede sonar obvio, pero en política no siempre lo es. Hubo (hay) dirigentes con excelente imagen positiva (Ricardo Alfonsín, Margarita Stolbizer, en algún momento Roberto Lavagna), pero que luego no se refleja en los votos.

Encuesta nacional de Ricardo Rouvier, entre el 19 y el 24 de marzo. Cómo está la imagen de Macri.

Encuesta nacional de Ricardo Rouvier, entre el 19 y el 24 de marzo. Cómo está la imagen de Macri.

Lo de Macri, otra vez, se emparenta con lo de Cristina. Un núcleo de apoyo duro, acaso tan duro como el grupo que los rechaza.

Yendo un poco más allá, vale jugar con la pregunta: ¿Con estos números le alcanzaría al ex presidente para dar pelea en el 2023? En su reaparición pública, con nuevo libro y algunos intercambios por redes sociales, el ex presidente sólo confirmó que no será candidato este año. Después, vemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here