Conozco las suspicacias, de ellas vivo, de lo contrario no sería periodista; pero soy consciente de que el hombre para ser hombre debe animarse a espejarse en el abismo. Por lo tanto sostengo el título: Bravo gobernador y caudillo. Conozco su historia porque lo vivi como periodista y le escribí un libro fundamental porque entrevisté a 25 personas, algunos brillantes como Ivonne Barud Y Emilio Biltes. Por esas mezquindades del destino o vaya uno a saber, que duendes malignos lo escondieron, la obra es inédita está extraviada o fatalmente perdida y nunca se publicó. Pido Perdón a quienes todavía viven y a quienes se fueron de este mundo reclamando el libro con sus testimonios. La obra fue hecha entre los años 2004 y 2005. Y su Título era tal cual LEOPOLDO BRAVO EL ULTIMO CAUDILLO.

Bravo fue un persona que despertaba admiración, odio y aborrecimiento. Fue elegido por militares y por la democracia. Fue gobernador, embajador y senador. He tenido testimonios muy importantes e íntimos como de Ivelice Falcione, y algunos de sus hijos, funcionarios, amigos y adversarios. Como hace Gabriel García Márquez, voy a empezar con algunas anécdotas del final de su vida; cuando lo visita el ex mandatario José Luis Gioja y en su lecho de enfermo lo aconseja: HACE OBRA PÚBLICA. O cuando su esposa me invitó a subir a verlo cuya escalera siempre la recuerdo parecía un caracol moscovita, con piezas de arte de aquel país. Había que gritarle, le costaba oir, respirar y vivir. Ivelice le grita: él es Juan Carlos Malís, está escribiendo un libro sobre tu vida!!!!. Quiso incorporarse me miró a los ojos, volvió a posar su cabeza sobre la desahuciada almohada y expresó: EL MUCHACHO DE RADIO COLÓN!!!. Me emocioné. Levanté la voz sabiendo que ya no tenía que preguntar porque avanzaba la irrevocable muerte, pero le pregunté: ¡ FEDERICO CANTONI?…me miró de soslayo y contestó: UN ENORME ESTADISTA!. Se produjo un silencio voraz, pasaron unos segundos y con Ivelice comprendimos que la breve, ínfima pero de mucho valor, entrevista, debía terminar. Ahora el periodista se va, gritó ella y me quede dos pasos atras porque me hizo recordar a Emmanuel Kant que antes del estertor se inclinó en su lecho y saludó al médico. Como una reverencia que se le atrevía a la mismísima muerte. Bravo inclinó todo su cuerpo y reverentemente me ofreció: SI NECESITA ALGO ESTOY A SU DISPOSICIÓN!!!. Esas imágenes perduran en mi alma. Bajé durante unos días entrevisté a Ivelice me contó de todo, de su estadía en Rusia, en Italia y fundamentalmente en Buenos Aires, plato fuerte cuando a ella y su familia solía visitarlos el general Juan Domingo Perón y Evita, con la predilección de Perón sobre las tortas con dulce de leche.

Entre aquellos recuerdos ella me contó que un día como tantos se juntaron en la mesa, Perón Eva, Y Federico Cantoni. Charlaban mucho y Perón admiraba la obra de Cantoni, un día le dijo ante los ojos de niña de Ivelice: Yo, voy a hacer mucho de lo que ud está haciendo en San Juan!!!..Cantoni le respondió como si Perón un día no llegara a ser Perón, lo tomaba como algo cotidiano y doméstico tan así es, que se le cae un raviol a la panza y le ensucia con salsa la camisa, Cantoni, pincho el raviol con el tenedor y se lo comió. Fueron reuniones interesantes. Por supuesto que el anecdotario es extenso, rezumo, lo hago emerger a uno especial, cuando muere el padre de Bravo, llegó a su casa charlaron con Ivelice, todos suponían que Bravo iría a despedirse, pero sonriendo cosa que muy pocas veces hacía, dijo que estaba cansado y se fue a dormir. Cuántas cosas habrán pasado por la mente de este hombre, antes de tomar esta decisión. El otro encuentro importante cuando Bravo ya era embajador en la Unión Soviética, es la visita que Ivelice le hace a una amiga y mientras tomaban el te apareció un hombre que tuvo el poder de cambiarles el rumbo: le dijo al General Galtieri, presidente, por que no nos da una mano, estamos cansados del frio y de aquel lejano país. Galtieri la miró, le preguntó si su esposo estaba de acuerdo y ella asintió. Entonces los trasladaron a Italia.

Es cuando Bravo en una visita que hace a esta provincia, la gente no lo advirtió pero expolitivamente, en otras palabras Bravo le dijo a Rony Vargas en una entrevista que había que prepararse para la guerra. Bravo de muy buenas relaciones con los militares ya conocía hasta la fecha del desembarco en Malvinas. Bravo fue el mejor embajador que existió como argentino en un país que tiene la vulnerabilidad de los malos embajadores porque no saben los idiomas, por ejemplo en Francia el embajador en tiempos de Atahualpa Yupanki y Jairo, éste era el traductor al frances. Los embajadores y la pauperrima historia que presenta la Argentina es vergonzosa. Recordemos que cuando Perón le toma exámen a Bravo para ser Embajador en la Unión Soviética, porque Cantoni se iba, le dice si sabía hablar el ruso. Bravo no solamente hablaba el ruso sino que conocía gran parte de los dialectos, se había estudiado todo. Perón lo conmina, MIRE QUE VOY A TRAER A UN TRADUCTOR!!!! Bravo le contestó, como no, traigalo!!!!, Peron distendido dijo no, es un chiste. Bravo se va a la Unión Soviética y entreteje dialectos con amistades del poder, se hace gran amigo de Molotov, justamente porque sabía que Stalin tenía una debilidad especial por él. Y consigue aquella entrevista histórica por el logro y por los logros que consiguió para la Argentina. Hasta el punto que los embajadores de EE UU, Francia, europa, brasil, conjeturaban..quien es este tipo que lo recibe Stalin. No solamente eso lo invita a dar una vuelta en avion y le regala una dacha. que es una casa de campo nada más y nada menos en el centro de Moscú. Molotov le consigue la entrevista con el hombre mas poderoso de la tierra, quien a uno lo miraba y ya estaba medio muerto.

Pero la charla fue agradable y amena, Stalin ya estaba enfermo, Bravo saca su habilidad diplomática desde el primer momento lo trata de generalísimo, le dice que se va a curar y le pide entre otras cosas por una novia que tenía y que supuestamente estaba enferma para que le permitiera viajar a Moscu, Stalin Asiente. Entonces empiezan a hablar de la Argentina Bravo se comporta como el primer peronista le habla de la tercera posición, le informa sobre las tres banderas: independencia econónimca, soberanía política y justicia social, Stalin entiende porque le completa: claro porque sin las dos primeras premisas o banderas no se podría concretar la última!!!, Bravo está eufórico complacido le habla de las vacas del trigo y de todo lo que produce la Pampa Humeda pero que necesita maquinarias para extraer el petróleo. Complaciente Stalin le dice que si a todo, el lenguaje es fluido eso ayuda mucho y lleva el intercambio comercial que era ínfimo, cien millones de dólares a 2 mil quinientos millones. Una de las conquistas mas extraordinarias que hizo el sajuanino como embajador.

Cómo gobernador la obra es profusa porque le sacaba a los militares y a los mandatarios elegidos por la democracia. Con Alfonsin es magnifico haber sacado el 3,4 por ciento de la coparticipacion la que era rechazada por Brodershon y los economistas de aquel presidente pero Bravo hizo valer la campaña y el triunfo con los radicales para que llegaran al gobierno nacional. Aqui los radicales pataleaban pero en las visitas de Alfonsin antes de las elecciones los dirigentes nacionales ante la postura intransigente de radicales locales que no querian saber nada con el bloquismo les decian: ustedes son jovenes van a tener que comer sapo con salsa golf. Tenía dirigentes que fueron funcionarios de lujo como Montes Romanic, muy creativo, Eduardo Baliña, Maratta, Gladys Posleman Enrique Conti y tantos otros, porque Bravo tuvo la oportunidad de hacer una escuela política para que se capacitaran cuando llegaran al gobierno.La obra de reconversión, los diferimientos, el parque industrial y tantas obras se reconoce hasta por los mismos adversarios que los bloquistas fueron prolijos y muy capacitados en la administracion publica. En mmentos críticos ante la guerra de Malvinas, Bravo va a Buenos Aires para pedir recursos para la cosecha y acarreo , se encuentra con un ministro de economía que le dice que no y para que……casi le voltea el estudio..le hablo de todo del país del esfuerzo y de que eran unos burócratas que ni en Rusia vio algo así, ademas moneaba con la gente que llevaba como Baliña y Marata. Hicieron la red de riego más importante en esta provincia, pudieron terminar el dique de Ullum, en ese tiempo no jugaba la minería, pero la administración era prolija y creativa. Hoy muchos no saben pero en ese tiempo se cuestionaba que la provincia estaba manejada por unas cuantas personas BRAVO, DISTEFANO, EVARISTO ALE, FRANCISCO MONTES Y ESTORNELL. Pero los tiempos fueron cambiando y lo que se vivio despues con destituciones, juicios políticos, las ventas de las empresas del estado, no se si realmente tiene comparación. Sus ultimos años como senador a la para de don Alfredo Avelín y claro los empareja la muerte con el destino fatal de ambos partidos, porque fallecidos ambos también caen en bancarrota el bloquismo y la Cruzada Renovadora. Finalmente cuando tenía que ser caudillo lo era, lo saben sus coetáneos, se le cerraban los ojos y bajaba línea. Pero se reinvindica con la democracia y nadie puede dudar de su pituitaria politica, su intuicion; como se jugó por Alfonsín en un momento que nadie creía ni los propios radicales que le ganarían al peronismo. Leopoldo Bravo, amado y odiado, elogiado y defenestrado, pero nadie puede negar que desde esta provincia tan vulnerable y lejana al poder central, fue un líder que hacía tronar su voz donde sea Cuando San Juan SE HACIA ESCUCHAR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here