Felipe Sola nunca tuvo noción de lo que es ser canciller pero alguien le sugirio a Fernandez que lo pusiera en un cargo tan sensible. Lo cierto es que el papelon final ha sido cometido cuando hizo declaraciones sobre la comunicación del presidente con Biden flamante electo presidente de los estados unidos. El detonante lo marcó el ministro de economía porque sostuvo que el presidente argentino y el norteamericano jamas hablaron del tema de la deuda sobre el fondo monetario internacional. En este sentido Solá habló tantas macanas por una radio que sus expresiones pasaron a definirse como (la pelotudez de Sola). Prácticamente echado de la cancillería Suenan Beliz o Arguello actual embajador argentino en Estados Unidos. Y Solá que ha transitado tantos cargos como partidos deberá volver a jugar con su chancha como la mostró en su estancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here