Carlos Pagni reveló que Sergio Berni “lo agarró del cuello a Máximo Kirchner y lo tuvo que separar el jefe de policía”

El periodista asegura que el funcionario está cada vez más cerca de la puerta de salida como anticipó Roberto García en su columna en Perfil. Su tiempo se terminaría después de las elecciones.

Sergio Berni seguiría el camino del Carlos Bianco, el ex jefe de Gabinete del gobernador Axel Kicillof. Según el periodista Carlos Pagni, el ministro de seguridad bonaerense está en la mira hace tiempo: “No es que a Berni lo echan, sino que Berni se querría ir. ¿Por qué? No sabemos. ¿Es por el imperio de La Cámpora? Él tuvo un altercado con Máximo Kirchner, lo agarró del cuello, y los tuvo que separar el jefe de policía. Viejos enfrentamientos que, vaya a saber, se hunden en el fondo de la historia porque Berni debe conocer a Máximo desde chiquito. Casi una historia familiar”, escribió en su columna.

Estamos frente a un oficialismo sin orden. Y frente a un oficialismo, a un peronismo, que asusta ¿Y por qué asusta? Porque está asustado. Porque está frente a la posibilidad de la derrota”, escribió Carlos Pagni en La Nación y señaló que continuará el “intervencionismo” en el gabinete del gobernador de la provincia de Buenos Aires. Según el periodista, para Cristina Kirchner Kicillof es leal, pero “no ofrece resultados”.

Roberto García ya había anticipado a PERFIL que no solo Máximo Kirchner tiene a Berni entre ceja y ceja, sino que Martín Insaurralde acompaña esa iniciativa. “Casi no se habla con el actual funcionario y discrepan por La Salada, el juego y otras menudencias. Berni se irá después de las elecciones por voluntad propia –lo repite en diversos lugares–, siente que quienes hoy gobiernan en la provincia no lo representan y Cristina lo ha pensado como un hombre que hasta podría ganar la buena voluntad del electorado porteño” escribió en una columna titulada “Peronistas disparan contra Kicillof”.

Peronistas disparan contra Kicillof

Uno de los posibles sucesores del funcionario es Alejandro Granados, quien fue ministro de Seguridad de Daniel Scioli. Este caudillo de Ezeiza es muy cercano a Insaurralde. “Quiere decir que los intendentes le quieren tomar la seguridad a Kicillof. ¿Tuvieron algo que ver Granados, Insaurralde, hasta Massa, en tolerar, o a lo mejor, no disuadir, o alentar, el levantamiento policial de septiembre del año pasado? Sería irónico que fueran ellos los que vuelvan a controlar la policía que se levantó”, apunta Carlos Pagni.

1 Comentario

  1. Wow that was unusual. I just wrote an very long comment but after
    I clicked submit my comment didn’t show up. Grrrr…
    well I’m not writing all that over again. Anyways, just wanted to say wonderful blog!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here