En primer lugar hay que decir que la ciudad autónoma de Buenos Aires encendió los edificios en la noche de este partes repiqueteando cacerolas que no hablan, retumban y dicen muchas cosas entre ellas de acuerdo al ánimo de la gente es la bronca y la impotencia al gritar a jueces y políticos..ehhh paren…cómo les vamos a seguir mostrando este esperpento a los niños?. Pero un juez, designado por Kirchner se hizo eco del pedido del gobierno nacional y termina trabando la apertura de las escuelas, sabiendo que el gobierno de la CABA, tampoco tiene tiempo para reimplementar las clases virtuales, mientras tanto el país espera que se expida la SUPREMA CORTE DE JUSTICIA, quien espera los datos del gobierno nacional sobre los motivos del DNU para cerrar las escuelas, cuando todos los grupos educadores y científicos dicen que las clases presenciales no afectan para nada a los niños, dentro de un marco caliente porque hoy hubo casi 30.000 infectados y se proyecta para las proximas semanas 50.000 infectados diarios. En este caso la Corte no se puede dar el lujo de sostener que no tiene plazos, la situación se crispa cada vez más y debe tomar una determinación a lo sumo mañana. Y aqui como una enredadera intrusa que se trepa en el árbol de las autonomías provinciales, es infartante la posición del gobernador de la provincia de Buenos Aires, quien está asustado porque le teme al contagio masivo que no viene de los niños que van a clase, pero que de los 30.000 infectados hoy como todos los días, la mitad pertenecen a la provincia de Buenos Aires desgobernada por un incapaz hijo político dilecto de la vicepresidenta que mira la situación que ella maneja con anarquía con el desprecio y la indiferencia de las estatuas mojadas por la lluvia. La Constitución reformada de 1994 es clara y profunda en cuanto a las autonomías provinciales que no se deben mezclar con el tema federal. La CABA tiene como autónoma todos los elementos científicos, políticos, educativos y sanitarios para resolver sus propios problemas. Y el presidente de la nación aturdido por la contradicción de sus palabras, quien hablaba de gobierno de científicos y que es profesor de derecho penal en la UBA, habla de estrago judicial, relajamiento de los médicos y si el año pasado se ufanaba de la forma de manejar la pandemia comparándose con muchos países del mundo que hoy están mejor que nosotros, ya no puede ocultar que su problema no es Larreta, ni la pandemia la cual lo desbordó ni la economía que todos los días se muere un poco..el problema de Fernandez es uno solo: Fernández que este hombre sí que carece y lo demuestra falta de autonomía para gobernar un país.

La Corte se expedirá, las vacunas como lo convoyes seguirán surcando el mar de la grieta, pero el daño hacia los niños en muchos casos ya es irreversible y lamentablemente hay que revertir el eslogan Alfonsiniano: con la democracia no se cura, no se educa ni se come.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here