13 de diciembre de 2020  • 17:36

Era un evento online entre un grupo de mujeres de una organización de emprendedoras y la reina Máxima de Holanda. De pronto, una de las participantes, quizás sin saber que todas podían escucharla, lanzó un fuerte improperio que dejó literalmente sin palabras a la monarca de origen argentino, que se mostró primero sorprendida y luego totalmente desconcertada.

La reacción de la reina Máxima al escuchar una frase inapropiada en una conferencia

El hecho ocurrió el pasado jueves, en una charla que Máxima realizó vía Zoom con una centena de mujeres de la organización holandesa Fempower your growth, una entidad que se dedica a reunir a mujeres emprendedoras con representantes de bancos o del mundo de las finanzas para que juntos desarrollen y optimicen sus proyectos empresariales a futuro.

Cuando el moderador dio la bienvenida a la reina y realizó la presentación de lo que se trataba la conferencia, una de las participantes de la charla, seguramente desconociendo que tenía el micrófono abierto, se quejó de la calidad de la imagen. Y lo hizo de una manera que en nada se condice con los protocolos reales.

 

La reina de Holanda mira a un costado totalmente sorprendida al escuchar el improperio por parte de una participante de la charla virtual
La reina de Holanda mira a un costado totalmente sorprendida al escuchar el improperio por parte de una participante de la charla virtual Crédito: Captura de video

 

“¿Puede ser que se vea un poco mejor? ¿O sólo se puede ver esta imagen de m…?”, preguntó, enojada, la mujer. En el video de la charla, es posible ver la reacción de sorpresa de Máxima al escuchar el improperio. Primero atina a mirar para un costado y luego vuelve a mirar hacia el frente sin saber qué decir, con los ojos muy abiertos en señal de desconcierto.

Finalmente, en la misma secuencia se escucha a la mujer que sorprendió a Máxima que al darse cuenta de que había sido escuchada por la reina, se ríe nerviosa y le pide disculpas a “su Majestad”. La monarca holandesa, en respuesta, solo abre los brazos como para decir: “Está bien. Ya pasó, pero…”.

pero hace unos años vino a la Argentina y un fotógrafo la acosaba, hasta que la reina se cansó y no sabemos si los holandeses interpretan de este insulto muy futbolero que no se le escapó…estalló..le dijo dejame en paz..LA CONCHA DE TU MADRE!!!!!. las reinas tambien putean.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here