No lo ha hecho todavía porque el presidente la ha amenazado con no darle lo que le corresponde ya que sumaría una nueva burla a la que ya tiene por estar despedido como presidente de la nación. En consecuencia lo que ella busca es que le pase la harencia que le corresponde al hijo de ambos y la parte de ella. Para eso debe esperar a Enero cuando se tenga que ir de la casa Blanca. En dicha casa arden los rumores y saben que desde hace tiempo duermen en no solo camas sino habitaciones separadas. Ya venian los problemas entre ambos, con los desplantes que hacía Trump, que ahora se queda sin presidencia sin casa blanca y sin mujer…nadie puede imaginar que tenga semejante mujer en otra pieza. Los norteamericanos suñan con que vuelca un sistema más normal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here