Dice Hegel, la tragedia es cuando todos tienen razón. Si un jugador como Messi que cobra fortunas, pasea por los lugares paradisíacos, los dioses del Olimpo lo veneran y ya tiene en su haber entre tantos premios 7 balones de oro. Considerado por algunos como el mejor jugador de todos los tiempos. Obviamente que en cualquier lado del mundo como pasó con al selección, si juega mal o no le salen las cosas lo van a silbar como lo ovacionarán cuando su manejo de la pelota es descollante. Es un jugador indiscutible y las comparaciones son odiosas, siempre, la psicología social buscará un líder, algunos optaran por Pele, otros por Messi, Maradona, Cristiano Ronaldo o Distéfano., No está en su mejor nivel y lo silban y tienen razón porque no es lo que esperaban los franceses.

Pero Messi tambien tiene razón porque viendo al equipo donde juega no es ni la sombra de lo que el mundo creía, tampoco tiene la culpa el técnico, si hay jugadores en este equipo mestizo que no tienen la calidad ni altura de este pequeño gran hombre. Es más algunos ni debieran jugar, el caso del arquero que prácticamente se hace el gol en contra contra el Real Madrid, es de muy ingenuo, Neymar está en su peor momento, frágil, pierde pelotas que son goles en contra, y perdió precisión, ángel, astucia. Di María es inconstante y Mbappe, es todo pero es más que todo con  un Messi que se la devuelve redonda y a los pies, son pases gol. Los demás no tienen precisión y el Paris Saint Germain no es un equipo de categoría, en consecuencia el astro argentino no puede revertir como el último Barcelona cuando le dejaron la peor mochila el destino de todo un equipo.

El futbol, esa gran ilusión, es así hoy jugas bien sos Dios, mañana jugas mal o no haces funcionar el equipo te abuchean. Cristiano Ronaldo el mayor goleador de la historia se fue amargado eliminado por el Atlético del Cholo y Lewandosky, que deje de criticar al argentino por haber ganado su séptimo balon de oro; primero que haga la obra monumental de Messi despues hablamos. Mientras tanto aqui, no olvidemos lo vivimos criticando por pecho frío porque nunca ganó un mundial, pero con sus pies crea belleza,. como lo hacía Maradona y siempre hay un preferido. Para mi gusto para poner blanco y negro, me quedo con el mejor, insuperable: Pelé.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí