LA MUJER QUE AMA

 

Una mujer que ama no explica. siente y defiende la algarabía de su corazón. una mujer que ama no llora, es feliz con lo que tiene por lo que nunca pudo obtener. una mujer que ama no le tiene miedo a la chusma del mundo. una mujer que ama le pide a Dios y le agradece que de cualquier forma no se habrá ido de este mundo sin conocer el amor. una mujer que ama se regodea que el hombre que tiene ha podido llegar a la profundidad de su ser. una mujer que ama no sufre el presente se rie de su pasado y espera con ansias el porvenir. una mujer que ama nunca es segunda porque esta primera en su corazon y más sabiendo que a quien ama, encuentra en ella la piel y la calidez que no encontro en su vida. una mujer que ama protege y se siente protegida. una mujer que ama de corazón valora que la corrijan y corrige y mejora al otro. una mujer que ama ha parido el verdadero hijo de sentirse nuevamente madre del hombre que es un niño que nunca deja de crecer. una mujer que ama vuelve a parir todos los días dando vida a la vida, engendrando nuevas primaveras, acariciando el sol de la mañana, inaugurando nuevas sonrisas y besando el crepúsculo del atardecer delicioso. una mujer que ama, no importa lo que ponga en la mesa si lo hace con amor y multiplica los panes que Dios les bendice desde el cielo. Una mujer que ama se entrega, se dona, se brinda con devoción porque el amor es indestructible y si alguien lo rechaza, el amor como un caballero se va a echar nuevas semillas en la interminable cadena de la vida. una mujer que ama, despierta, abre sus ojos y las plantas, los animalitos, el mate, la pava, las ventanas, el agua y todas las cosas que aparecen como pordioseras para que nosotros las disfrutemos componen la mejor sinfonía de la vida. finalmente una mujer que ama, engendra vida y engaña a los que creen que un día ha muerto, porque siempre permanece viva por lo que dió por lo que parió y porque se sigue manifestando en los signos que Dios le permite lleguen para proteger a quienes la amaron. La mujer que hoy despierta amando enciende el aurora con el esplendor de la maravillosa vida, regalo del arquitecto mayor del universo, que nos ama desde antes que llegáramos a este mundo. Entonces abre los ojos, suspira de amor para que el mundo comience a funcionar. Despierta, ama, acaricia y siembra con semillas de vida para que este mundo loquito comience a quererse, valorarse y perdonarse. La única cifra válida es que 7.500 millones de seres humanos venimos de una mujer entonces no devaluemos a la mujer, no la maltratemos, no la matemos porque es la sal de esta vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here