El título de la muerte de Mario Pereyra no se entiende si no hay una explicación como tampoco se entiende que haya muerto el hombre dueño de tanta vitalidad atravesando más de medio siglo, dandole la espalda a la muerte, a la depresión y al desánimo. Yo trabajé un año y medio con él, allá cuando empezaba otra vez la democracia en la Argentina, se quedó hasta fines de 1984, hasta que partió a Córdoba ya para siempre. Para esta fecha del año recuerdo fuimos a tomar un café a Las Vegas a la vuelta de Radio Colón y lo noté compungido. Se sentía perseguido por la policía a través de llamadas intimidatorias que le hacían a él y a sus hijos en el colegio. En la radio hubo un intercambio de palabras con su socio de toda la vida, porque Vargas le recriminó una pregunta que Mario solía hacer con frecuencia, cada vez que se originaba un delito: ¿ y la policía donde esta?. Tal magnitud tomó este acontecimiento que me vi en la solidaridad de escribir el editorial del aire a favor de Mario y que los directivos no quisieron que saliera al aire. Enterado de esta situación, me llevó a tomar dicho café, para que le contara todos los detalles de esta especie de autocensura. Así lo hice y no se si por única vez en la vida, se distanciaron de Rony Vargas durante dos semanas. Había mucha tensión. En el año 1996 la radio decidió agasajarlo y recibió de manos del entonces intendente Daniel Coll, el premio de Ciudadano Ilustre. Salimos unos minutos a la calle y observa que en la esquina estaba el hombre que él creía había organizado en 1984 la campaña policial en su contra. Nos referimos a quien entonces era jefe de policía Dr. Wbaldino Acosta. Yo había conversado con el tema con el jefe de policía quien sostenía que era un disparate que Mario supusiera algo así. Es lo que traté de hacerle entender, porque en ese tiempo había elementos en la policía que no coincidían con la postura de W Acosta, de acercarse a la civilidad. Volvamos a 1984, Mario en ese café estaba compungido y me dijo que no se soportaba y menos en su casa. Agregó, mirá: yo soy un hombre de radio, vivo por y para la radio y el día que no tenga la radio, ese día me muero. Mario quería llevarme a LV3, y Rony ya me había hablado sobre el tema, paso un años, dos años fui a Córdoba almorzamos juntos, siguió la inquietud pero surgieron dos factores: a mi me gustaba San Juan, obtuve una casa del IPV y por otro lado ellos ya tenían a un tipo de peso en Cordoba como sigue siendo Miguel Clariá. Lo cierto es que para justificar el título de su deceso, es que con dos acontecimientos infaustos, la muerte de su hijo y de su nieto un par de años después, seguí levantando el ánimo a la gente, adquirió proyección nacional, con Cadena 3, Él, Rony y De Filippi federalizaron la radiodifusión ya no desde Buenos Aires sino de Córdoba. Nunca se vio algo así. 14 provincias informando todo el día, corresponsales en todo el mundo y la incidencia en la opinión pública cordobesa hasta el punto de ser el tipo más importante en cuanto a referente, algo inédito en la docta. Murió como vivió, un hombre de radio, polémico, vital, diverso (le hacía a todo) y como lo adelantamos en este medio hace unos días, cadena tres ya sabe que se les ha muerto el alma de la radio. No se si aqui habrá a rey muerto rey puesto, porque fue tal el crecimiento la proyección y la envergadura política artística, turística y social que le dio a Córdoba que dudo no haya sido un hombre definitivo. Es irreemplazable y con él se viene abajo todo el andamio. Porque así como los egipcios creían que el mundo terminaba en el valle del Nilo, creo con la muerte de Mario Pereyra se termina el ciclo preponderantemente vital y apoteótico de la radiodifusión desde el centro del país. Juan Carlos me dijo: Yo voy a morir en el escenario y así fue, porque si en todo este tiempo se quedaba en su casa y..se moría dos veces. Como se murió la radio de San Juan cuando él se fue y como ahora se muere la radio en Córdoba. Ehhhh, pero si hay un mundo diverso la televisión en la mañana, los celulares, el diario digital que ud, está haciendo, Netflix..que está escribiendo?….Le digo que con Mario se ha muerto la radio!!!lo demás son emisoras..Él  desde el parpadeo de alguna estrella tomando un café cósmico, me entiende.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here