El ex vicepresidente de la nación en el último gobierno de Cristina Fernández, dijo que no se arrepiente de nada que haya hecho o que no haya hecho, porque la realidad es que hay una avanzada para meterlo preso por parte de la peor justicia que haya tenido este país. También sostiene que hubo una operación de ministro de Macri para que cambiaran los testimonios algunos empresarios a cambio como pago de un hotel. Sostiene que no le molesta levantarse y no estar con  sus hijos para contarles un cuento o no estar con su esposa mejicana, porque si tiene que volver a la carcel es porque está intacto el lawfare como ha sucedido en Brasil con el ex presidente Lula. Luego de estas declaraciones sostiene que un expedientes con 900 fojas es demasiado largo y por extenso se entiende que así porque no es puede explicar lo inexplicable ya que es una jugada CONTRA LA REPUBLICA LO QUE ESTA SUCEDIENDO, que la corte prácticamente se lava las manos porque no tiene un penalista y que es una parodia que Nestor Kirchner le haya encargado quedarse con Chiconte calcográfica y que la actual vicepresidenta no tiene nada que ver en esta asunto.

Recordemos que las pruebas que Boudou dice que no existes, son abrumadoras, y que la actual vicepresidenta muerto Kirchner lo llamó y le preguntó como andaba el tema sobre la compra de Chicone además está el testimonio demoledor de los ex dueños de Chicone que fueron presionados por Boudou y sus amigos para que entregara la empresa que en ese momento tenía problemas financieron. Lo cierto es que vuelve a la carcel, le computan este tiempo prisión dimiciliaria,k pero deberá cumplir los 5 años que le dieron de sentencia por delincuente y que salpica a la actual vicepresidente que esta “ardida con este traspié” por que se suma a tras adversidades que la siguen comprometiendo cada vez más con la impunidad de su ultimo gobierno. De todas maneras los hijos del expresidente seguiran creciendo y esperando que el padre vuelva para que le siga contando cuentos, pero que no intente cotar a los argentinos que su sentencia es un cuento porque nadie le va a creer. Llegaron al extremo de pretender fabricar guita paralela a los fondos publicos un delito que en cualquier pais serio y desarrollado cumpliría con una pena no menor a 1600 años de carcel…la sacó barata y no es cuento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here