DESCOMPOSTURA; LA DIARREA APREMIA.

No nos llama la atención que Aníbal Fernández sea certero al fallar. Apunta con su verba y acierta en el acto de fallar. No es un retruécano o juego de palabras, es la verdad. Se hizo famoso cuando minimizó la inseguridad y desdramatizó: es una sensación!!!!. Ya había dado su diagnóstico quirúrgico cuando en un entuerto de generalmente mujeres peronistas, la mayoría en ese momento en contra de la esposa del presidente Kirchner, o sea Cristina, Fernández dijo: son discusiones de alta peluquería. Ahora nos sale conque el operativo preservar a la vicepresidenta no falló, estuvo bien, quienes debían protegerla actuaron correctamente. Es cierto, la Vicepresidenta paga un precio muy alto para exponerse y en cualquier país serio no le permitirían tener ese “contacto” como lo viene teniendo. Pero ni los Papas se salvan de los atentados.

Ahora bien, puede explicar el ministro de seguridad como defiende la postura de que la custodia no falló, cuando la pistola fue gatillada a 5 cms de la cara de la vicepresidenta?. Acaso no hay policías encubiertos, o la protección de Larreta para ella y los vecinos poniendo vallas y que el fanatismo lo tomó como una provocación?. Y si por gracias de Dios el disparo no se produjo, pero el arma estaba cargada y el malhechor gatilló dos veces; la bala no salió, de haber salido…aunque lo detestamos como ser humano, pero esta vez le damos la derecha a Mario Firmenich cuando sostiene….estaríamos en plena guerra civil.

Pero Fernández tan locuaz como ignorante sostiene que no hubo fallas y en el caso de Macri, quien ha denunciado que lo amenazan de muerte; ahí cambia abruptamente y dice…bueno, bueno no dramaticemos, si me preocupa que lo escrachen y esas cosas….

Si no fue un intento de magnicidio, fue una mentira armada o habrá sido un “minicidio”…lo que hacen para no perder el cargo!!!. Y la señora después del pedido de condena por parte de los fiscales, va a redoblar la apuesta, entonces es cuando no queremos vivir nos alcanza con existir, y aqui ya entramos en un terreno patológico. En una de las visitas de Alfonsin presidente, la primera, en la casa de Sarmiento, el presidente se agachó y levantó una billetera que se había caído, casi no llegó a sus manos porque el custodio a puro arrebato, la tomó y la arrojó lejos al patio. Asi se custodia a las personas, preservandolas del ego y de la popularidad. No es lo que buscaba en ese momento el ex presidente. Es lo que busca la señora que no hace la disquisición: si se arriesga, pone en juego la vida de todos. Todos no quiere decir la misma persona multiplicada al infinito, todos son los otros y los otros somos nosotros.

 

JCM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí