Qué es la gastritis erosiva: síntomas y tratamientos del cuadro que le diagnosticaron a Alberto Fernández en Bali

El Presidente sufrió problemas de salud en Indonesia y debió cancelar su discurso en el inicio del G20.

Un problema de salud alteró los planes que Alberto Fernández tenía para el inicio del G20 en Bali. En primer lugar, se informó que se trató de un cuadro de hipotensión, una afección que ocurre cuando la presión arterial durante y después de cada latido cardíaco es mucho más baja de lo usual. Cuatro horas después los médicos le diagnosticaron “una gastritis erosiva con signos de sangrado”.

Según sitios especializados, “la gastritis ocurre cuando el revestimiento del estómago resulta hinchado o inflamado”. En el caso de la “gastritis erosiva” se ve afectado el revestimiento interno del estómago, que sufre en principio una inflamación y luego una erosión o desgaste.

Los síntomas comienzan a aparecer cuando aquel revestimiento, que cumple un papel fundamental de protección del órgano ante la elevada acidez de los jugos gástricos, comienza a dañarse. Puede presentarse por hemorragia (aguda) o con síntomas escasos o nulos (subaguda o crónica).

Entre las señales de alerta más frecuentes se cuentan la acidez, falta de apetito o indigestión, pero también pueden presentarse sangrado estomacal visible en vómitos o heces.

Por otro lado, en cuanto a la hipotensión arterial informada inicialmente, existen tres tipos principales: la hipotensión ortostática, producida por un cambio súbito en la posición del cuerpo; la mediada neuralmente, que ocurre cuando una persona ha estado de pie por mucho tiempo; y la severa, producida por una pérdida súbita de sangre (shock).

En el caso de Alberto Fernández, según el primer comunicado de Presidencia, firmado por Federico Saavedra, jefe de la Unidad Médica, “se decidió realizar los estudios de diagnóstico de rigor a fin de preservar su salud y evitar complicaciones”.

Una de las hipótesis que circuló en su entorno fue que “puede haber sido un golpe de calor”. En las últimas semanas, además, el mandatario había comenzado una estricta dieta, aunque no está claro si pudo haber influido directamente en su salud.

Alberto Fernández al llegar a la cumbre de líderes del G20 en Bali. Foto REUTERS/Willy KurniawanAlberto Fernández al llegar a la cumbre de líderes del G20 en Bali. Foto REUTERS/Willy Kurniawan

Horas más tarde, un nuevo comunicado de la Unidad Médica Presidencial informó, después las evaluaciones y estudios médicos pertinentes, el diagnóstico del mandatario: una “gastritis erosiva con signos de sangrado“.

Los valores de presión normales

Como indica el sitio Medicine Plus, un punto fundamental para tener en cuenta es que la presión arterial generalmente se da como dos números. El número superior se denomina presión arterial sistólica. El número inferior se llama presión arterial diastólica. Lo cual se expresa con la siguiente fórmula: 120/80 mm Hg.

La nota indica que la presión es normal cuando los valores son menores a 120/80 mm Hg. En tanto, se llama hipertensión o presión arterial alta cuando uno o ambos números de la presión arterial son usualmente mayores de 130/80 mm Hg.

En tanto, si el número superior de su presión arterial es entre 120 y 130 mm Hg y el valor del número inferior es menor a 80 mm Hg, se denomina presión arterial elevada. Por el contrario, cuando la presión arterial es menos de 90/60, se trata de un presión arterial baja o hipotensión.

Cuando la presión arterial es menos de 90/60, se trata de un presión arterial baja o hipotensión.Cuando la presión arterial es menos de 90/60, se trata de un presión arterial baja o hipotensión.

De todos modos, la presión arterial que es baja e inconstante para una persona puede ser normal para otra. El factor más importante es cómo la presión arterial cambia a partir de la condición normal.

Hay que tener en cuenta que, en función de la estructura corporal de cada persona, lo que para una es una presión sanguínea baja, para otra puede ser normal.

Un recién nacido tiene una presión sanguínea distinta a la de un adolescente, una mujer en edad fértil o a la de un anciano aquejado de diversas dolencias. Lo importante, por tanto, es observar la diferencia que se pudiera presentar respecto al valor normal de cada persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí