Quizás sea la cruel metáfora de lo que le sucede a la Argentina hasta el punto de ser negligentes y no haber asistido urgente a la tierra donde nació el padre de la Patria y artífice de la libertad del continente americano.

Que tristeza General, tanto que hablamos que llevamos su gen, y no es así, al contrario nos hemos degradado tanto que no medimos las consecuencias, hasta el punto de dejar que se incendie el santo lugar donde usted dio el primer vagido y que llegaría a liberar tantas generaciones.

Usted Padre de la Patria que alguna vez volvió en barco para pacificar a la Argentina y debio marcharse sin bajar por la propaganda en contra y el estado de confusión, ya ve ahora es como si no pudiera visitar su propia casa natal. No tenemos perdón, no lo merecemos, fijese como se queman sus campos sus animales su gente corre desesperada perdiendo sus bienes y sus pertenencias como su futuro ante la mirada fatua de un gobierno enemigo de su propio pueblo.

No tenemos palabras, solamente si nos está mirando más allá de las estrellas, le pedimos Perdón!! aunque ya sea demasiado tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí