DE ESPALDAS..
Toda mi vida. Bahhh desde que desperté como una alondra adolescente.
La vi pasar un día, la seguí, unas cuadras, unos días y durante años. Muchas veces, en fiestas o cualquier acontecimiento la tenía ahí, pero nunca me animé a hablarle. Me parecía una diosa, me consideré por debajo de su altura. Recuerdo aquella solera me enloquecía, le iba a tocar la espalda aunque sea para que ella tocara con sus ojos mi angustia. No me animé..yo la seguía, cuando compraba su ropa, sus zapatos, con las amigas y me desgarraba si alguien la tomaba de la mano. Un día sorpresivo la tuve enfrente, en el colectivo, tampoco me animé..siempre veía con horror como se me iba el tiempo detrás de su espalda. Maldije mi suerte, pretendí irme para siempre..no tuve valor, me resigné a ser su sombra que siguiera sus pasos. Toque a tantas mujeres, pero eran caricias de ausencia..siempre estaba ella. Tuve miles de orgasmos que siempre me llevaban a ella. Una noche nos encontramos en la fiesta de un amigo. Estaba bellísima, tartamudeando me animé y en el patio durante una hora le conté mi historia. Me escuchó en silencio. Le dije cuanto la había amado, su espalda, sus soleras, le detalle sus ropas que usó durante años. Me hizo un gesto..de aprobación?. Es que sus ojos ya no tenían aquellos destellos. Se acercó rozó sus labios con los míos, yo sentía que me moría. Ahora vamos a vivir de frente sonrió. Yo juan salvador gaviota escalaba cielos. Se puso de pie, levantó las dos copas; voy a traer más vino me dijo….mi corazón era un potro intratable….giró..empezó a caminar….y me dio la espalda!!!!!.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí