“Yo esperaba mucho más de Alberto Fernández. Este fenómeno de alguien que llega a la Presidencia digitado por otro, ha ocurrido muchas veces en América Latina, pero normalmente ese Presidente empieza a ejercer el poder; curiosamente, en la Argentina pasa a la inversa: con el paso del tiempo, pareciera que el Presidente tiene cada vez menos poder, y hay una señora que va asumiendo todos los poderes del Estado”, explicó Durán Barba en una entrevista en el programa Mirá lo que te digo, del canal LN+.

En ese sentido, señaló que Fernández le “da pena” y que le gustaría que tuviera “más personalidad y un modelo de gestión”, pero reconoció que “me da la impresión que se corre para atrás cuando asoma la persona que ejerce el poder en la Argentina”.

Por otro lado, Durán Barba cuestionó los temas que debate actualmente la dirigencia política argentina: “Está instalándose en el mundo la Cuarta Revolución Industrial de forma descomunal: la tecnología avanza a una velocidad enorme, y durante la pandemia se generaron más conocimientos que durante toda la historia de la humanidad. Pero en América Latina estamos discutiendo tonterías y cosas que no tienen mucha importancia, empantanados en el pasado”.

“En la Argentina y otros países, en cambio, hay políticos que están preocupados por componer sus juicios penales, cuando es momento de pensar qué hacemos con la nueva época de la robótica y la inteligencia artificial”, añadió.

Además, el asesor político ecuatoriano opinó sobre la estrategia del Gobierno nacional de confrontar con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta: “Las persecuciones tontas engrandecen a los perseguidos. Lo que está haciendo Alberto con Larreta es rarísimo, porque no está persiguiendo a un líder, sino a una ciudad. Es una torpeza de Fernández que lo lleva a hacer campaña por Larreta. Si (Fernández) sigue haciendo tonterías, no solo que (la imagen de Larreta) aguanta sino que se incrementa”.

Interesante lo que sostiene cuando habla de que se está produciendo la cuarta revolución industrial en el mundo mientras que en la Argentina se debaten solamente boludeces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here