Se cumple un año de gobierno a cargo de Alberto Fernández. Y lo sabe las cosas no andan bien, la gestión es mediocre por no decir mala, el gabinete que lo acompaña es impresentable, salvo Guzmán, criticados por la vicepresidente de la nación. El presidente y la vice no se hablan y en realidad se manifiesta que el poder lo tiene Cristina Kirchner, inclusive no le tiembla la mano para boicotear iniciativas y resoluciones del presidente.

La política exterior es pésima, con la última perlita de haberse abstenido en las elecciones congresales de Venezuela repudiadas por todo el mundo. La pandemia lo llevó a Fernández a fomentar la cuarentena más larga de la historia con grandes improvisaciones a través de un ministro de salud de terror. Los daños colaterales fueron enormes, mató lo que quedaba de economía, permitió que la vicepresidenta se abocara casi con exclusividad a reformar la justicia a gusto y piacere para zafar de las 10 causas penales que la persiguen como una sombra. Hay 40.000 muertos hoy en la Argentina, no cumplió promesas de campaña muy sensibles, por eso quedó mal con los jubilados a quienes destrata, subsidió a troche moche, se le van las empresas extranjeras, las vernáculas cierras sus puertas tiene el 44 % de argentinos pobres. clases no hubo y debería haberse abierto las escuelas porque ahora se dan cuenta que los chicos estaban mejor cuidados en la escuela que en el brutal confinamiento, donde se vieron esperpentos injustos por gobernadores arbitrarios.Es el año de la tristeza de los argentinos, con muertes por violencia, cada 26 horas promedio se mata a una mujer. El presidente ha sido contradictorio en su politica exterior, deambula ideológicamente para satisfacer a todos, síndrome de Zelig y queda mal con todos. Se lo observa enojado a veces timorato, no tiene rumbo y las encuestas no lo perdonan. Innecesariamente se dejo manipular por la madre y el hijo Kirchner para hacerle la vida imposible a Larreta jefe de la CABA, y como ya se comió un  año le quedan 3/4…de seguir asi, un año más y tendremos medio presidente, despues 1/4. Enfrentado con el camporismo si tener consenso con todo el peronismo se anima a enviar un proyecto de aborto legal en un momento improcedente por la gravedad de la situacion. Lo auxiliaran desde afuera con la vacuna que viene de paises desarrollados mientras siguen apoyando a Maduro, al pobrismo y al populismo. Y que hay de la oposición?…la gente no lo quiere mas a Macri, surge la figura de larreta pero en estas condiciones los argentinos el 31 se iran a dormir bastante tristes, sobraran 40.000 sillas de hermanos que por el covid murieron. El partido se esta jugando, que alguien le avise a Fernández que haya pactado lo que sea, ya tiene los resultados de la sociedad de lo contrario que vea los banderazos y el fastidio de la gente y que le recuerden que para ser presidente hay que tener BIEN PUESTOS los proyectos. Un año….parecido a un siglo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here